A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Eje Bush - Castro

From cesamepop@noos.fr <cesamepop@noos.fr>
Date Thu, 10 Jun 2004 10:53:42 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Estimados compañeros:
Os enviamos esta nota para su difusión
Saludos libertarios
GALSIC

Bush y Castro : aliados objetivos

Las recientes medidas anunciadas por Bush -supuestamente "para acelerar
la transición en Cuba"- no tienen otro objetivo que el de asegurarse los
votos del sector más reaccionario del exilio cubano. Bush ha hecho esta
declaración cuando las encuestas comienzan a serle desfavorables y la
perspectiva de su reelección se vuelve hipotética. De ahí tales promesas
para activar su maquinaria electoral cubano-americana de Miami.
Como en similares ocasiones electorales en los USA, el régimen castrista
ha vuelto a servir simbólicamente para comprar votos en Florida. Téngase
en cuenta que 9 de los 10 presidentes elegidos desde el establecimiento
del "embargo" ganaron las elecciones en este Estado y Clinton sólo lo
conquistó en 1996 tras ratificar la Ley Helms-Burton.
Es posible que el anuncio de estas medidas no tenga otro objetivo que el
de conseguir esos votos; pero el resultado concreto e inmediato es que ha
dado un pretexto más a Fidel Castro para continuar justificando su
dictadura y colocarse de nuevo en la posición que le resulta más cómoda:
la posición de la pequeña isla socialista amenazada por el gran imperio
capitalista. Una "amenaza", vieja de más de 40 años, que cada vez es más
virtual. Y no sólo porque Cuba es, pese al "embargo", el quinto social
comercial de Estados Unidos, sino también porque a los Estados Unidos no
le conviene que ese país, tan cercano y con miles de balseros
potenciales, quede sin control.
Por supuesto, la propaganda oficial de los dos países no dice nada de
esta alianza objetiva. Al contrario, a pesar de que -tras tantas décadas
de demagógica oposición- esta complicidad es cada vez más evidente, los
dos gobiernos prefieren seguir manteniendo la apariencia de un conflicto
abierto. De una guerra imaginaria en la que sólo existen dos bandos, Cuba
o Estados Unidos; pero que permite a Fidel Castro reprimir a
cuantos se oponen, aunque sea legal y pacíficamente al sistema político
que impera en la Isla, como cómplices del enemigo.
No debe sorprender pues que, salvo los incondicionales de la Fundación
Más Canosa y del Consejo por la Libertad de Cuba (que constituyen el
sector reaccionario de la disidencia cubana), los principales líderes de
la disidencia del interior hayan rechazado las medidas anunciadas por el
gobierno estadounidense, que las hayan calificando de injerencia
inadmisible y que hayan denunciado su pretendida eficacia para "acelerar
la transición en Cuba". Y no sólo porque, hasta en el caso de que sean
realmente aplicadas, ninguna de ellas debilitará realmente al gobierno
castrista, sino que, al contrario, al único que verdaderamente
perjudicará es al pueblo, cuyas dificultades para comer todos los días
aumentarán, puesto que las autoridades cubanas ya han comenzado aumentar
los precios en las tiendas especiales que venden en dólares. De ahí el
comentario irónico de un trabajador de una empresa gastronómica de La
Hazbana: "Esto parece una competencia para ver quien jode más y mejor a
este desdichado pueblo".
Entre las principales medidas anunciadas por Bush están la de otorgar 36
millones de dólares para ayudar a la "disidencia" y 18 millones más para
la transmisión de Radio Martí y TV Martí mediante un avión C-130 de
manera a evitar que las autoridades castristas bloqueen la señal. Pero es
evidente que esos dólares sólo irán a los "disidentes" adictos a Bush
para apoyar su campaña electoral.
Las otras medidas para recrudecer el "embargo" y "reducir los recursos
financieros" del Gobierno cubano (limitar las visitas de los exiliados a
la isla a una cada tres años –hasta ahora podían viajar una vez al año-,
reducir la cantidad de dinero que pueden gastar diariamente en Cuba de
164 dólares a 50, prohibir a los cubanos residentes en los EE UU el envío
de paquetes y remesas a sus familiares si éstos son "funcionarios del
Gobierno o miembros del Partido Comunista" y en cualquier caso
restringirlos sólo a los familiares directos) tampoco son favorables para
la disidencia del interior, puesto que ésta también se verá
afectada por su aplicación.
Es verdad que el dinero que el exilio envía a Cuba es muy importante para
el gobierno castrista, pues, según cálculos oficiales, el volumen de las
remesas que los exiliados envían a sus familiares rondan los 1.000
millones de dólares, lo que lo convierte en la primera fuente de ingreso
neto de dólares de Cuba, por encima del turismo. Pero los
principales afectados serán los cubanos que viven gracias a esas
remesas. Téngase en cuenta que en Cuba, donde el salario medio de un
obrero es de alrededor de 250 pesos (10 dólares al cambio oficial), son
muchos los cubanos que viven de las ayudas de sus familiares del
exterior, pues sólo en las llamadas "tiendas de recaudación de divisas"
se pueden comprar –y a precios de por sí bastante elevados- ropa,
calzado, electrodomésticos y muchos artículos de primera necesidad –desde
champú a aceite de girasol- imposibles de encontrar en la red estatal de
comercios en moneda nacional.
Además, es importante saber que la divulgación del mensaje de Bush
coincide con la presentación de un proyecto bipartidista que daría al
Congreso de EE UU facultades para evaluar anualmente la eficacia de las
sanciones impuestas a Cuba y recomendar su continuación, reforma o
eliminación. La presentación de este proyecto pone en evidencia que el
mantenimiento del "embargo" mantiene divididos a los legisladores
estadounidenses. Por un lado están los que, por intereses económicos en
sus Estados, exigen un mayor intercambio comercial, y por otro están los
que, por intereses electorales, piden que se endurezca el "embargo" para,
según ellos, forzar al gobierno castrista a proceder a cambios
democráticos.
Ahora bien, lo que está bien claro es que, tanto para unos como para los
otros, lo que menos cuenta es la libertad y el bienestar del pueblo
cubano, pues la verdadera motivación es económica o electoral. De ahí que
el principal representante demócrata, Bob Menéndez, haya declarado que la
Comisión del presidente Bush no es más que una treta electoral
"transparente" para ganar el voto cubano en Florida, y que "la comunidad
cubanoamericana es muy lúcida para dejarse engañar por más de 4000
palabras, después de mil días sin acciones" concretas.
Bush ganó las elecciones en 2000 gracias en parte al voto del exilio
cubano en el sur de Florida, que nuevamente será un bloque electoral
importante en los comicios del próximo 2 de noviembre. Hoy necesita ese
voto tanto o más que en 2000, puesto que otro grupo de interés (el de los
agricultores exportadores de varios estados del Medio Oeste, como
Illinois, Iowa, Minnesota, Misuri y Nebraska) está desarrollando
presiones para el levantamiento del "embargo" y sus intereses pueden ser
decisivos para decantar una mayoría política en sus estados opuesta a
Bush. El gobierno castrista ha aprovechado la ocasión para denunciar las
"crueles" medidas anunciadas por Bush y afirmar que constituyen un "plan
de anexión de Cuba a Estados Unidos". Pero más allá de la exageración, y
de que tanto a Bush como a Castro les importa menos que un pepino la
democracia y la suerte del pueblo cubano, la realidad de esta alianza
objetiva seguirá siendo la misma que ha condicionado durante más de 40
años el aparente conflicto entre el régimen castrista y el gobierno de
los EE UU. Lo que no impedirá, claro está, que Castro se aproveche una
vez más para removilizar a sus partidarios y, si lo considera necesario u
oportuno, desencadenar nuevos controles o una nueva represión contra la
disidencia en Cuba.

Galsic




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center