A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) TIERRA Y LIBERTAD Nº 192: Dos Estados para dos naciones: dos Estados más que sobran

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Tue, 6 Jul 2004 22:35:53 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Nuestros compañeros de la Iniciativa Comunista Anárquica participaron en
la gran manifestación por la paz celebrada recientemente en Tel Aviv.
Reproducimos el manifiesto que repartieron para difundir su posiciónSi el Estado de Israel y la autoridad palestina llegan a un acuerdo de
"paz", no será la consecuencia del deseo israelí de "seguridad" para los
ciudadanos, ni del deseo palestino de "independencia". Será más bien una
consecuencia de los intereses geopolíticos internacionales de las
potencias, pues esos conceptos no tienen nada que ver con su modo de ver
las cosas. Los acuerdos de Ginebra, iniciados por políticos y hombres de
negocios, se han firmado y aplicado como se preveía (y son ya dos cosas
diferentes), y serán la expresión de esos intereses, y así será con
cualquier otro acuerdo político que se pueda imaginar.El término más adecuado para describir el tratamiento del Estado de Israel
hacia los habitantes que no se incluyen en la categoría de los judíos
israelíes que gozan de plenos derechos, es el de apartheid: una regla de
separación chauvinista, que confisca la tierra a los campesinos, restringe
la libertad de movimiento a las personas que van a trabajar, y obstruye
las capacidades de los capitalistas palestinos para desarrollar su
economía. Todo eso a la vez que el Estado de Israel trata de lograr la
cooperación de los dirigentes palestinos.Las personas que se consideran activistas por la paz se preguntan
seriamente, al margen de las respuestas oficiales de la izquierda, cuáles
son las razones que sostienen la política común de todos los gobiernos
israelíes (ya sean de izquierdas o de derechas) respecto a los palestinos.
Nosotros consideramos que no se trata sólo de la conquista de un pueblo
por el torbellino de los antiguos imperios, ni de la expresión de una
creencia en una tierra de Israel indivisible, sacada de la Biblia. No es
más que el bloqueo debido a la presión de un importante lobby de
dirigentes de los colonos, que a su vez desempeñan un papel importante en
la situación.El apartheid debe verse como algo que sirve a intereses poderosos. Sirve a
los capitalistas israelíes al proporcionarles mano de obra a costes
pequeños, utilizada principalmente por los pequeños y medianos empresarios
en las empresas industriales y de la construcción. Los "árabes israelíes"
que estaban bajo la ley militar durante los años 1948-1966 han cumplido
con su papel y aún más que los habitantes de las regiones ocupadas en
1967. Sólo recientemente, como resultado de la Intifada, con la
"importación" masiva de trabajadores inmigrantes temporales, el acceso
libre a cierta mano de obra se ha visto interrumpido. Las grandes
compañías israelíes han aprovechado la ocupación de 1967 principalmente
porque ha abierto un gran mercado de consumo libre de toda competencia. El
sistema militar, que siempre ha sido poderoso en Israel, ha apreciado, y
sigue apreciando, las carreras garantizadas por el gobierno y las
industrias una vez acabado el periodo de servicio. Los militares tienen
mucho interés en que el apartheid (y el conflicto) perdure porque les
asegura posiciones sociales y derechos. Interesa igualmente a los Estados
Unidos, que se benefician desde los años 50 de los servicios que les ha
prestado el Estado de Israel, bajo una amenaza permanente y necesitado de
su apoyo.Una llamada de atención: las discusiones serias a propósito de la creación
de un Estado palestino han comenzado hace sólo quince años, al final de la
primera Intifada. Casi ninguno de los dirigentes de la izquierda sionista
y de la izquierda más radical actual, que parecen haber conseguido
reescribir su historia en un estilo más o menos orwelliano, puede imaginar
que tal acuerdo sea posible. Incluso al principio del período de los
acuerdos de Oslo, sólo hablaban de autonomía. La OLP y la izquierda
antisionista hablaban de la creación de un Estado soberano compuesto por
todos los ciudadanos (binacional). La autoridad palestina no existía en
absoluto antes de que Israel contribuyera a que la OLP asumiera sus
funciones. El acuerdo de paz que afectaba a los dos Estados para dos
naciones no estuvo en el orden del día hasta que, tras la Intifada y los
cambios de la economía mundial, no comenzó a interesar a ciertas franjas
capitalistas israelíes y norteamericanas.¿Qué significa esa paz? Si comparamos la situación en el Israel ampliado
con un apartheid como el que ha existido en Sudáfrica, podemos ver que la
paz significa el sometimiento de la Intifada a una junta dirigente
palestina que servirá a Israel. Una paz como esa, a menudo denominada
"normalización", se vincula al proceso que se expresa en el mundo entero
bajo el término de globalización y a las iniciativas a favor de una
cooperación económica regional que deberá culminar en una "región de libre
intercambio en todos los países mediterráneos".En todo el mundo, tales acuerdos tienen como consecuencia el control de
las economías locales por los intereses multinacionales, la violación de
los derechos humanos más elementales, el deterioro del estatus y
condiciones de las mujeres y los niños, la violencia social y la
destrucción del medio ambiente.¿Y tal acuerdo aportará, por lo menos, el fin de la violencia? No lo
creemos: los baches y dificultades económicas aumentarán, el problema de
los refugiados seguirá sin resolverse y la legitimidad del apoyo económico
internacional ofrecido a numerosas personas sin trabajo en la franja de
Gaza y Cisjordania se pondrá en entredicho (como ha sucedido en parte tras
los acuerdos de Oslo y más recientemente). En una situación así, los
palestinos no tendrán más elección que depender de "su" Estado, un Estado
minúsculo y dependiente del que no hay más remedio que dudar sobre si
sabrá estar a la altura de las circunstancias.Los Estados actúan dentro de un sistema de intereses y se preocupan poco
de la gente corriente como nosotros. Si queremos lograr un cambio hacia
mejor y disminuir los baches que nos separan, así como los asesinatos
mutuos, deberíamos dejar de comportarnos como marionetas obedientes a los
líderes económicos financiados por los europeos y los americanos, que se
contentan con hacer manifestaciones democráticas. Sería preferible que
actuáramos para hacer caer las divisiones nacionales y resistir a las
fuerzas militares responsables de una masacre mutua sin fin.No deberíamos promover un programa político como el de los acuerdos de
Ginebra, ni ningún otro acuerdo alternativo. Incluso actuando a un nivel
independiente (local), debemos siempre recordar que mientras existan los
Estados y perdure el sistema capitalista, toda mejora que consigamos será
sólo parcial y siempre amenazada. Por tanto, debemos ver nuestra lucha
como una parte integrante de la llevada a cabo en el mundo entero contra
el capitalismo mundial y hacer un llamamiento a un cambio revolucionario
basado en la abolición de las clases, de la explotación, y por la
construcción de una sociedad nueva, sin clases, comunista anárquica. Una
sociedad en la que no haya más coerción del Estado, ni violencia
organizada, en la que no exista el nacionalismo, ni otros defectos de la
era capitalista.Este panfleto ha sido distribuido por los anarquistas israelíes traidores
a la nación.
Anarquistas detenidos
El pasado 11 de junio seis activistas israelies de "Anarquistas Contra el
Muro" fueron detenidos por haber abierto la barrera que estrangulaba la
aldea palestina de Bezariya. Los seis se encontraban entre las varias
docenas de activistas israelíes e internacionales que se colocaron en ese
punto esa mañana.Conjuntamente con campesinos palestinos, los activistas quitaron
rapidamente dos montones de tierra que el ejército tenía apilados y que
bloqueaban los accesos de la aldea a Nablús y Tulkarén.Aparentemente, el ejército y la policia fueron cogidos por sorpresa, no
habiendo señal de ellos cuando la barrera fue levantada y los campesinos
pudieron viajar libremente desde hace meses. Pero en su camino de regreso,
el autobús de los activistas fue interceptado por policías de paisano, que
tomaron los documentos de identidad y pasaportes de toda la gente, y
fotografiaron a todas las personas que ahí viajaban. En un principio,
todos los pasajeros fueron informados de que estaban bajo detención.
Depués, la policía seleccionó a seis, que consideraban líderes, y fueron
trasladados a la comisaría de Ariel, donde se encuentran detenidos
actualmente.



*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center