A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) BARCELONA 2004 : esperando la lluvia (en)

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Sat, 31 Jan 2004 14:06:25 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Còmo y porqué se decidiò que en 2004 en Barcelona habìa que celebrarse el
« Fòrum de las Culturas ».
En el año 2004 las subvenciones que la Comunidad Europea otorga a los
países miembros menos desarrollados de la cuenca mediterránea se acabarán,
para pasar a financiar el desarrollo de los nuevos miembros de Europa del
Este. Las élites dirigentes de la ciudad de Barcelona decidieron
aprovechar hasta el último céntimo de estos fondos, y tuvieron que
inventar un acontecimiento especial para justificar esta enorme inversión
de dinero. Las Olimpiadas ya estaban asignadas; y ya hacía años que el
Ayuntamiento de Barcelona trabajaba para vender al exterior una nueva
imagen de la ciudad basada sobre lemas que han ido adquiriendo popularidad
en los últimos años: ciudad de la paz, ciudad multicultural, ciudad
sostenible.
Si hubo dentro de los organizadores del “Forum Universal de las Culturas
2004” un grupo de promotores culturales realmente comprometidos con unos
supuestos “contenidos” a tratar durante los 6 meses de este
acontecimiento, éstos fueron totalmente aplastados por la vertiente más
empresarial y especulativa, que desde el principio de la organización del
acontecimiento se impuso sin duda sobre cualquier otra. Quedó la retórica
de los tres “ejes” sobre los que se basará el Fórum, que no son más que
llamadas al consenso: paz, diversidad, sostenibilidad. Y un gran énfasis
en la “participación”, otra palabra de mucho éxito.
Ya en 2001 los intentos de arraigar el “Fòrum” en el tejido asociativo y
social de la ciudad fracasaron miserablemente: la Federación de
Asociaciones de Vecinos (FAVB) declaró que no veía ningún tipo de respeto
hacia sus demandas, y que se requería su participación por una cuestión
puramente de imagen; por esta razón se retirò del Fòrum. Al mismo tiempo,
muchos de los intelectuales de la ciudad que se habían convocado
decidieron no implicarse: fue el caso de Josep Caminal, director general
del Teatre Liceu, que tenía que ser máximo responsable del Fórum; de Josep
Ramoneda, director del Centro de Cultura Contemporànea, que había sido
convocado como uno de los “sabios” que gestionarían los contenidos del
acontecimiento; y también se retiró la prestigiosa Escuela de Cultura de
Paz de la Universidad de Barcelona.
A estas renuncias siguieron otras, de numerosas ONGs y entidades de la
ciudad, así como de varios colegios profesionales (entre otros, los
antropólogos de la FAAEE, que denunciaron el uso perverso de la palabra
“cultura”). Otra postura fue aquella que adoptaron muchas entidades que, a
pesar de no compartir y de denunciar la gestión vertical y empresarial del
Fórum, decidieron utilizar sus espacios para darse a conocer y recibir
subvenciones.
Frente al fracaso en el frente de los contenidos, que hace que a menos de
un año del acontecimiento se sabìa realmente muy poco sobre las
actividades de este supuesto “Fòrum Universal”, se produjo simultáneamente
un inmensa inversión de dinero y de energías en otros frentes. Primero, el
comercial. Las tres administraciones públicas implicadas en la
organización del Fórum (Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat de
Catalunya y Administración del Estado) empezaron a establecer convenios de
colaboración con grandes empresas privadas multinacionales para cubrir los
gastos previstos. Entre mil polémicas, se decidió que los financiadores
del Fórum de las Culturas debían ser: Telefónica, Endesa, Damm, Iberia, El
Corte Inglés, y - con menos publicidad - Indra. Si las políticas de todas
estas empresas han sido objeto de muchas polémicas, la participación de
Indra llama la atención, por recibir esta empresa la mayoría de sus
ingresos del sector de la tecnología militar. Mientras, el Fòrum
continuaba proclamando su implicación en el debate sobre la “paz”.
Aún más complicada fue la situación a la hora de estallar el conflito
entre EEUU-Inglaterra-España por un lado, e Iraq en el otro: cuando la
población barcelonesa invadió las calles en manifestaciones
multitudinarias (se habla de màs de 1 millòn de personas, el 15F), se
pidió al Fòrum que se pronunciara - como todas las instituciones de la
ciudad - en contra de la guerra. Pero la participación del Gobierno en el
Fòrum implicó que se tenía que mantener un consenso: y se prohibió
cualquier declaración en contra de la guerra en Iraq. Si luego hubo
declaraciones individuales o tomas de posición tardías contra la guerra,
es cierto que entre los temas a debatir durante el Fòrum hay cinco grandes
ausentes, casualmente: Iraq, Afganistán, Palestina, la ex Yugoslavia y el
País Vasco.
Como las Olimpiadas de 1992, este Fòrum también es un gran pretexto para
una reforma urbanística de proporciones nunca vistas: nada menos que la
“recalificación” de todo el litoral norte de Barcelona, zona
potencialmente demasiado valiosa para seguir siendo residencia de los
vecinos “de siempre” del barrio Poble Nou. Así empezaron las obras de lo
que se llamará “distrito 22 @”: una “ciudad del conocimiento”, según la
propaganda, que para instalarse necesita el derrumbe de un sinnúmero de
edificios históricos del barrio, y la expropiación de miles de viviendas.
Lo que se construye en el “22 @” son hoteles, centros comerciales,
rascacielos para oficinas, y viviendas de lujo; acelerando el proceso de
“gentrification” que vivió la ciudad en los últimos 10 años. En menor
medida este fenómeno se verifica también en el centro y en otros barrios
de Barcelona; pero en el litoral norte alcanza proporciones inimaginables.
El presupuesto total del Fórum 2004 es de alrededor de 2000 millones de
Euros; de estos, sólo 319 son los que se destinarán a los contenidos; los
otros 1740 millones, a los proyectos urbanísticos. Obviamente, quienes
realizarán las ganancias serán los grandes lobbys y compañías
inmobiliarias (Procivesa, Servihabitat, ...); y las multinacionales que ya
compraron las tierras - antes públicas o propiedad de vecinos - del
antiguo Poble Nou, desde General Electrics, hasta La Caixa, Retevisión,
AXA, Deutsche Telekom, etc.
Durante el verano anterior al Fórum, después de las grandes movilizaciones
contra la guerra, se produjeron diversos acontecimientos que demuestran la
voluntad de la Administración de Barcelona de acabar con las
“diversidades” internas a la ciudad. En primer lugar, el asedio constante
y las detenciones arbitrarias de decenas de inmigrantes que vivían en los
cuarteles abandonados de Torres y Bages. El Ayuntamiento quiere “limpiar”
esa área, pero sin ofrecer ninguna solución para los 600 “sin papeles” que
duermen allí. En segundo lugar, las órdenes de desalojo a dos casas
okupadas entre las más antiguas y activas de Barcelona: Les Naus y la Casa
de la Muntanya, en la vila de Gràcia. No debe extrañar, ya que durante el
año anterior asistimos a numerosos episodios de este tipo: desde la
actuación policial en noviembre de 2002 contra los vecinos del Forat de la
Vergonya, a los múltiples desalojos de espacios “contra la guerra” en
calle Avinyó (18 febrero) y en la Placeta del Pi (20 marzo); sin nombrar
los muchos desalojos de viviendas más dificiles de contabilizar (en
Vallcarca, en Santa Catalina, en el Guinardó...). La intención es tener
una ciudad limpia para cuando vengan los invitados del Fórum de las
Culturas.
La pretensión de dicho acontecimiento es impresionante, cuando leemos las
cifras de visitantes que se espera que tendrá Barcelona en los meses entre
mayo y octubre 2004: más que Roma durante el Jubileo de la Cristianidad,
más que en la Meca. El número de personas que - según la expresión de los
promotores del Fórum - seran “sensibilizadas por los argumentos del
Fórum”, aunque no puedan venir a visitar Barcelona, es de 1,000,000,000:
alrededor de un sexto de la población mundial. No nos equivocamos si
tachamos estas declaraciones de delirio de omnipotencia. Básicamente el
Fórum será: la programación teatral del Grec, las Festas de la Mercé, las
actividades del verano barcelonés, para acabar con las Festas de Sta.
Eulalia: es posible que acudan más turistas que otros años por la
presencia de artistas internacionales y por el enorme despliegue de
propaganda a que ya estamos asistiendo, pero Barcelona siempre ha sido una
ciudad de mucha actividad cultural sin necesidad de ningun Fòrum.
Después del Fòrum, cuando los turistas y los artistas habrán vuelto a sus
casas, nos quedará una ciudad transformada, lista a entrar en una nueva
fase de su historia; se habrá afirmado algún nuevo dominio sobre el
espacio público y sobre el imaginario de sus habitantes. Lo que queda por
ver es cómo jugaremos los diversos actores implicados en este
acontecimiento: las administraciones, las multinacionales, y la población
de la ciudad, en particular el tejido asociativo y contestatario. Muchos
procesos llegarán a su ápice, en 2004, y hay mucho que reflexionar y
debatir sobre cómo actuar antes y durante el Fórum. La retórica de la
“paz” y de la “multiculturalidad” es extremadamente sutil; crea una
división muy fuerte, entre los que conseguimos ver que sólo se trata de
una capa de retórica, y los que se quedan atrapados por el consenso
espontáneo que estas palabras suscitan. Así que los promotores del Fórum
intentarán captar la adhesión de los “no-global” (¡no es casual el uso de
la palabra “Fórum”, que recuerda Florencia y Porto Alegre!), invitando a
intelectuales disidentes como Ignacio Ramonet, Noam Chomsky o José
Saramago, e imitando el estilo y el diseño “alternativo” barcelonés.
Incluso podrá haber buenos conciertos y debates. La esencia del Fórum se
puede resumir en el lema publicitario de Telefónica: “Hablen de lo que
hablen, pero hablen con TARGETAS TELEFÓNICA”.
Forum 2004. Donde la globalización armada se tiñe de los colores del
arco-iris.





*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center