A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

=?UNKNOWN?B?KGNhKQ==?= Italia: Comunicado FdCA sobre la=?UNKNOWN?Q?represi=F3n_=28it=2Cen=2Cfr=29?=

From Federazione dei Comunisti Anarchici <internazionale@fdca.it>
Date Tue, 13 Jan 2004 11:28:28 +0100 (CET)
Delivered-to a-infos-outgoing@ainfos.ca


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

LUCHA DE MASAS, REPRESION, ANARQUISMO
En los últimos 3 años los procesos de concentración del poder económico y
político-militar han marcado un visible aceleramiento tanto a nivel
internacional, como en singulares estados, marginalizando esas
tendencias, empeñados en la realización de un cuadro constituido por una
pluralidad de poderes y de políticas neoreformistas estatales en las
cuales conjugar siempre más alto provecho material con siempre más baja
protección social.

Guerras imperialistas, crisis financieras, desregulación del marco legal
e institucional que protege a las clases subalternas, destrucción del
tejido solidario del mundo del trabajo asalariado, agresión al ambiente
y a la salud, se realizan directa o indirectamente sobre las poblaciones
a las cuales se le es siempre más difícil poder organizar y expresar
formas de disenso, de contestar y de luchar con las cuales tratar de
modificar una situación fruto de las preferencias económicas, políticas
y militares y un poder que gobierna siempre más en nombre de las normas
que autoproduce... para gobernar.

La drástica reducción y erosión de espacios de confronte y de
negociación, o su transformación en simuladas mesas de tratativas en las
cuales
salvaguardar la compatibilidad capitalista, han revelado el cruel rostro
del capitalismo militarista y la patética indisponibilidad de las
tendencias neoreformistas para salvaguardar ni siquiera los mínimos
intereses de las clases subalternas.

En esta situación, se ha desarrollado un gran movimiento de oposición,
internacional que se ha vuelto protagonista de vastas movilizaciones
populares, significativas por la gran participación, por las evidentes
potencialidades de auto-organización y autogestión, por la capacidad de
confrontarse en las plazas con la violencia de la represión de los
aparatos del Estado.

En Italia, estos últimos 3 años han señalado la ruptura definitiva de un
marco social construido en la última década del siglo XX, pero inadecuado
para afrontar el choque en la práctica. Por un lado, la caída
vertiginosa del poder adquisitivo de los salarios (-9,3% de los obreros,
-11,1% de los empleados, -27% de los pensionados). Por otro lado, el
fracaso de la política de los réditos. Además, la arrogancia patronal en
los planos empresariales (leyes movilidad y licenciamiento) y en los
renovados contractuales (leyes aumentos pares a la inflación programada,
inferior a aquella nominal, ¡para no hablar de aquel real!). También, el
fracaso de la política de concertación: las continuas restricciones al
derecho del trabajo (modificación del artículo 18 del Estatuto de los
Trabajadores, ley 30/2003, ley 83/2003 antihuelga, contratos separados
sin consultar), y además, la crisis del modelo de representatividad
impuesto por los sindicatos autoproclamados mayoritarios.

La inevitable y consecuente radicalización de los conflictos en el mundo
del trabajo han hecho, por lo tanto, emerger la jamás calmada capacidad
de la clase trabajadora de saber reencontrar la propia autonomía de
lucha y de organización, de la Fiat a los precarios, de los
metal-mecánicos a los trabajadores de los transportes. Roto el marco de
la concertación, vuelven a contar las medidas de fuerza, la capacidad de
lucha y de defensa de los intereses específicos de los trabajadores,
fuera de cada jaula
neocorporativa. Si la batalla salarial es dura y difícil en muchas
categorías, es por la cuestión de la total indisponibilidad e
intangibilidad del derecho a la huelga. Esta batalla se desvincula de la
camisa de fuerza hecha de normas antihuelga y de códigos sindicales de
autoreglamentación.

El enlace de las luchas sindicales con las luchas sociales por los
derechos de los inmigrantes, por la protección del ambiente, por la paz,
contra el prohibicionismo, ha devenido en un escenario social infamante
por el uso del apelativo de terrorista dado a todo aquel que osase
oponerse a los supremos designios del ejecutivo.

No ha habido una lucha de clases en los últimos 3 años que no haya tenido
a los movimientos sociales como víctimas de medidas preventivas de
represión con alto efecto mediático, con centenas de pesquisas,
arrestos, detenidos, heridos, con un evidente incremento de intensidad
desde Génova en el 2001 hacia adelante y desde las huelgas del 2002
hacia adelante.

Todavía no hay gobernante que no tenga su archivo abierto sobre
militantes políticos o sindicalistas conflictivos. Cualquier
organización o tendencia puede contar con inscriptos en el registro de
los indagados, desde el movimiento contra la guerra hasta el movimiento
contra la globalización, desde las luchas ecologistas hasta aquellas
anti-carcelarias. Prevención policía en nombre de la "seguridad del
país", represión en las plazas en nombre de la "seguridad del país",
criminalización del disenso y de las luchas autogestionadas, son los
elementos de una estrategia cuyo fin es atemorizar a los movimientos de
masas potencialmente capaces de actuar sobre las contradicciones del
capitalismo hasta tornarse peligrosos sobretodo para la existencia de la
dominación capitalista.

Considerando que al capitalismo hoy no le bastan más las formas de
represión más invisibles y más "estructurales" (sanciones
disciplinarias, repartos punitivos, movilidad salvaje, licenciamiento,
reducción de los salarios, precarización difundida...) que golpean
directamente a la clase en el lugar crucial de la contradicción capital
/ trabajo, ahora ellos usan al Estado como organización represiva armada
de códigos, aparatos policiales, lugares de reclusión para seleccionar y
golpear individual o separadamente a los transgresores de los códigos.
El delito se utiliza para abatir la movilización, el "culpable" aparece
en todos los medios para que sirva de ejemplo de lo que le sucede a el
que lucha. Y es justo cuando las luchas se interrumpen, que la represión
aumenta en intensidad y se alargan
arbitrariamente los puntos de la red que atrapa hipotéticas asociaciones
subversivas, terroristas presuntos, concluyendo en un número siempre
mayor de personas y extendiendo el círculo a sus conocidos.

Cuando el clima social se recalienta y se realizan formas de lucha de
masas autogestionadas, sucede que todavía hoy como en el pasado, los
anarquistas y los libertarios están entre los más golpeados y entre los
que más figuran en la lista de los inquisidores y en el infaltable
teorema
periodístico-judicial (vean la equivalencia paquetes-bomba = movimiento
anarquista).

Los anarquistas son golpeados porque su forma de ser contraria al
capitalismo, el autoritarismo, el militarismo y las cárceles los expone
totalmente y se convierten en un objetivo de los aparatos represivos del
Estado. Sabemos que el amor de los anarquistas por la libertad y la
autogestión atrae la reacción de los órganos de control y de gobierno.

Somos conscientes que nuestro accionar en los movimientos sociales y
nuestra agitación continua por la lucha de clases y su autonomía
perturba a los mecanismos de consenso del capitalismo cada vez más
nefasto y explotador. Reconocemos que nuestros deseos, nuestra práctica,
nuestra teoría, nuestras necesidades son radicalmente opuestas a todo
proyecto basado sobre el Estado y el Capital.

Resultamos así objeto de represión preventiva y sucesiva, de limitación
de la libertad, porque es más fácil tomar por mira montando
provocaciones e instrumentalizaciones (vean la cuestión de las aguas
minerales); pero sobretodo incomodamos y fastidiamos al Estado y a los
autoritarios de cualquier calaña cuando el anarquismo se coloca en una
dimensión masiva de las luchas, rehuyendo el aventurismo autoreferencial
del combate
individualista con el Estado. Cuando el anarquismo se legitima como
componente social y política autogestiva de la lucha de masas, en las
organizaciones de masas públicas, visibles, a simple vista, cuando se
pone como interpretación auténtica del estímulo autónomo de la
autoorganización social, los anarquistas resultan embarazosos y
sacrificables.

Pero es en estos momentos que el anarquismo sabe expresar lo mejor de sus
capacidades organizativas, en las cuales utiliza sus mejores recursos
para ser la "levadura" de las luchas sociales, reteniendo que los
organismos de lucha no tenemos pasivamente necesidad de gestos
ejemplares, detonadores sociales o de agitación de las conciencias, pero
sí de organización horizontal, antiautoritaria, de masas. Y de
organización política de los anarquistas, orientada y federada.

Mantener los planes de lucha en curso, mantener presencia y pertenencia
en los organismos de lucha puede no ser suficiente para evitar la
represión, para lo cual resulta necesario construir estructuras de
solidaridad y de defensa legal, resulta necesario valorizar estructuras
históricas del movimiento anarquista (vean Comité Nacional Pro Víctimas
Políticas) que puedan intervenir del lado de los comités de defensa
específicos que se constituyen en el territorio.

La libertad es un hecho social que tiene necesidad de todos para ser
conquistada y no necesita ni prisioneros, ni de carceleros, pero sí de la
acción y del pensamiento de individuos conscientes, organizados y
federados para realizarla.

¡LIBERTAD PARA TODOS!
¡NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL!
¡¡¡UNIDAD DE CLASE CONTRA LA REPRESIÓN!!!

31 de diciembre 2003

FEDERAZIONE DEI COMUNISTI ANARCHICI
(Federación de los Comunistas Anarquistas)

http://www.fdca.it/fdcasp
internazionale@fdca.it

[traducido por "Luchador Anarquista" <luchadoranarquista(a)hotmail.com>]




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)




A-Infos Information Center