A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) Cuba Libertaria: boletin del GALSIC

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Mon, 20 Dec 2004 20:00:05 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Coincidiendo con su endurecimiento represivo en el interior de Cuba y con
un respaldo exterior que de más en más le falta, el régimen castrista
intenta, también fuera de la isla, acallar o neutralizar por todos los
medios las voces de la disidencia.


Sobre la “Revolución cubana” hoy

Coincidiendo con su endurecimiento represivo en el interior de Cuba y con
un respaldo exterior que de más en más le falta, el régimen castrista
intenta, también fuera de la isla, acallar o neutralizar por todos los
medios las voces de la disidencia.

Como todas las dictaduras, la castrista no soporta y no tolera la
crítica, particularmente si ésta proviene de posiciones de izquierda. El
castrismo exige la incondicionalidad o el silencio, y cuando no lo
obtiene reacciona violentamente, brutalmente, mostrando así su verdadera
faz totalitaria y represiva. No sólo dentro de Cuba, sino también fuera
a través de los incondicionales que aún le quedan. Por ello, desde que
el GALSIC comenzó a manifestarse públicamente, para neutralizar nuestras
denuncias hemos sido objeto de ataques y han recurrido a las calumnias
faltos de argumentos. Es aquello tan fascista de: “calumnia que algo
queda”. Pero lo que no saben o fingen ignorar estos incondicionales es
que algunos de nosotros luchamos contra las dictaduras fascistas en
España, en Chile, en Argentina, y que estamos acostumbrados a ser
calumniados. Aquellos regímenes nos acusaban ayer de ser agentes del
“comunismo internacional”, como hoy nos acusan los procastristas de
serlo de la CIA. Los mismos métodos y los mismos fines. Pero no nos
callarán. Cueste lo que cueste, seguiremos denunciando la barbarie
autoritaria, aunque se pretenda revolucionaria. Para nosotros sólo la
libertad es revolucionaria, pues sólo a través de ella se podrá conseguir
la igualdad y la fraternidad.

Otras voces

No cabe la menor duda de que la retórica revolucionaria castrista
funciona cada vez menos y que, ante la realidad cotidiana que está
obligado a vivir el pueblo cubano, son cada vez son más los que dicen,
como dijo Saramago : “¡Hasta aquí he llegado! No obstante, y porque los
hay aún que de buena fe esperan una imposible regeneración de la
“Revolución Cubana”, reproducimos a continuación extractos de unas
declaraciones del nieto del Che Guevara, Canek Sánchez Guevara,
aparecidas en la revista mexicana REFORMA el 17 de octubre de 2004:

“(...)En la prensa occidental, tan escasamente libre en realidad (tan
llena de sobrentendidos que nadie entiende, y críticas más que
superficiales y sosas), es común que los cuestionamientos al régimen
cubano comiencen por denostar la insistencia de éste en prácticas
caducas e ineficaces, tiránicas y victimistas, heroicas y pobres. A ese
sistema se le llama con harta ignorancia, mucha desinformación y peor
mala leche, comunismo. Mi postura, empero, es otra; incluso contraria,
si se quiere. Todas mis críticas a Fidel Castro y epígonos parten de su
alejamiento de los ideales libertarios, de la traición cometida en
contra del pueblo de Cuba y de la espantosa vigilancia establecida para
preservar al Estado por encima de sus “gentes”(...)

La inmovilidad en que cayó la obra revolucionaria tiene su origen en el
concepto que de sí misma erigió: el de permanencia. La revolución (apenas
pasada la década netamente revolucionaria) para ser “permanente” debió
permanecer inmóvil pues de lo contrario liberaría a las fuerzas
libertarias implícitas en ella. Lo que permanece entonces, no es el
accionar
revolucionario sino la clase social que detenta el control de la
institución “revolucionaria”. La revolución (el movimiento que ésta fue)
hace años falleció en Cuba -de muerte natural, por cierto- y hubo de ser
asesinada por quienes la invocaron para evitar que se volviera contra
ellos. Tuvo que ser institucionalizada y asfixiada por su propia
burocracia (ya el Che nos había prevenido de esto), por la corrupción
(robolución, se le llamó), por el nepotismo (sociolismo) y por la
verticalidad de la tan mentada organización: el Estado “revolucionario”
cubano. Así, al concepto de “dictadura del proletariado” la sabiduría
popular pronto le abolió el adjetivo: sólo quedó un sustantivo, absoluto
y prohibido.

La nueva burguesía socialista no tardó en hacer suyos los más abyectos
discursos y métodos de la recién destronada derecha en todo lo relativo a
la vida privada y aún superando a ésta en lo concerniente a la
asociación política -seamos honestos, un joven rebelde como fue Fidel
Castro, en la Cuba de hoy, sería inmediatamente fusilado, no condenado
al exilio-; todo esto con la agravante de que se trataba de un gobierno
de “izquierda” proveniente de un movimiento cívico-militar de lo más
heterogéneo y heterodoxo. La persecución de homosexuales, hippies,
librepensadores, sindicalistas, poetas (disidentes de cualquier signo o
condición) se parece en demasía a lo que se estaba combatiendo. La
criminalización de la diferencia nada tiene que ver con la libertad. La
concentración del poder en unas pocas manos tampoco se cuenta entre los
ideales libertarios, muchísimo menos la vigilancia perpetua sobre los
individuos o la prohibición de las asociaciones que al margen del Estado
éstos puedan hacer. Claro que el poder es del pueblo pero sólo el
simbólico; el real, la toma de decisiones no, ése pertenece al Estado, y
el Estado es Fidel.(...)

La insistencia por parte de adalides y denostadores del régimen en el
sentido de que éste es marxista, rebasa todo sinsentido, pues marxismo,
en Cuba, es sólo una asignatura escolar, una consigna del Partido y
demás “organizaciones de masas, y, en el mejor de los casos, un sueño
trunco. Para Marx (para cualquier libertario, en realidad), libertad y
dictadura conforman un antagonismo indisoluble. Cierto que caminan
juntos -como todo binomio de opuestos-, mas no por la misma ruta, y de
hacerlo (de
pretenderlo, quiero decir), jamás llegarían al mismo sitio: si el fin
justifica los medios, son los medios los que prefiguran el fin... En
otras palabras, no se alcanza la libertad por la vía de la imposición.
Nunca...

Una suerte de aristocracia fingidamente proletaria se fue gestando en el
seno del gobierno “popular” oponiéndose con todas sus fuerzas a la
democratización del proyecto revolucionario: la revolución cubana no fue
democrática porque engendró en sí a las clases sociales destinadas a
impedirlo: la revolución parió una burguesía, aparatos represivos
dispuestos a defenderla del pueblo y una burocracia que la alejaba de
éste. Pero sobre todo fue antidemocrática por el mesianismo religioso de
su líder. Erigirse salvador de la Patria es una cosa; serlo por siempre,
otra. En efecto, Fidel, con sus tropas y una buena parte de la sociedad
civil, liberó a Cuba de la gangsteril dictadura batistiana; pero, con su
obstinada permanencia, sólo logró volverse, él mismo, dictador. Del
joven revolucionario al viejo tirano hay un abismo insalvable; el mismo
que hay entre el disentir de aquel rebelde y el ordenar de este ser
enloquecido por el poder y la gloria.(...) En lugar de pugnar por una
sociedad escéptica, librepensante y crítica, aplaudió la credulidad, la
sumisión y la obediencia absoluta de su pueblo. Todo lo que cuestionó
del viejo régimen lo reprodujo por triplicado en el “nuevo”. Todo cuanto
atacó de joven, lo avaló de viejo.(...) Fidel luchó como hombre libre y
hoy niega la libertad de los hombres: se volvió uno de aquellos,
despótico, cínico y prepotente hasta el paroxismo; ni mejor ni peor que
un Fox, un Bush, un Berlusconi o un Putin cualquiera. Castro es uno de
ellos: tan igual como diferente, la misma cosa, la misma basura, en otro
contenedor y guardadas las distancias, claro, o, mejor aún, salvadas las
diferencias. La lucha por la libertad no sólo no ha concluido en Cuba;
tampoco en México ni en Vietnam, ni en los Estados Unidos ni en Chile, ni
en Angola ni en Rusia, ni en China ni en Nicaragua... No ha terminado
porque aún somos esclavos de las condiciones que nos son impuestas: todo
lo que somos proviene de lo que se nos permite ser. Y eso, amigo mío, no
es libertad.” Nota: El texto completo puede leerse en la página web:
http://red-libertaria.net/noticias/modules.php?name=News&file=article&sid=1140
Un testimonio reciente sobre la situación en Cuba hoy

“Durante nuestra estancia en la isla hemos podido constatar cómo el
régimen castrista tiene sumida la población en la mayor indigencia
material, cultural y política. Nosotros mismos hemos podido comprobar
como el 90% de los hospitales de Cuba se encuentran cerrados, el motivo
oficial es que se encuentran en fase de remodelación. El resto de
hospitales que permanecen abiertos están casi exclusivamente al servicio
de aquellos venezolanos que de acuerdo con el gobierno de Chávez viajan
gratuitamente con un acompañante para ser tratados en los mismos.
Mientras el gobierno cubano favorece la emigración de médicos a
Venezuela: las cifras son espectaculares. Al mismo tiempo, la población
cubana se ha quedado literalmente sin asistencia médica ni medicinas.
Todo esto cuando se atisba un resurgir de la epidemia de neuropatía que
puede tener dimensiones mayores que la de la última década. Como es
sabido, esta enfermedad -en sus dos versiones periférica e interna- está
reconocido que tiene su origen en la falta de nutrición.

El déficit alimentario de la población cubana es una evidencia; las
bodegas donde se distribuyen los escasos artículos alimenticios de
racionamiento están en estos momentos casi vacías. La población subsiste
cada vez más gracias al mercado negro y por las ayudas que reciben del
exterior a través de sus familiares, la prostitución y la corrupción.

Literalmente, un trabajador cubano que trabaja diez horas diarias no gana
lo suficiente para poder comer. Por si fuera poco, en breve el gobierno
se dispone a penalizar el dólar con un recargo del 10% y convertirlo
obligatoriamente a una moneda que no tiene ninguna solvencia ni respaldo.
Después de dolarizar la economía cubana esta medida sólo se puede
calificar de cruel. Sus efectos negativos sobre la población no tardarán
en dejarse sentir.

A todo esto, la desmoralización de la población resulta visible, su
empobrecimiento es atroz e injusto. En las largas horas por los cortes de
luz eléctrica lo soporta con resignación e impotencia: sólo se han
producido algunas protestas vecinales aisladas que han sido reprimidas,
como las de estos días en Guanabacoa.

Nos podríamos extender más en el cuadro de pobreza, enfermedad y
represión existente en Cuba: las temibles fuerzas del Ministerio del
Interior vuelven a patrullar las calles de La Habana acompañando la
policía; se vive realmente en un Estado de sitio. Para mayor infamia,
esta situación que le toca vivir a la población cubana contrasta con los
privilegios de la casta burocrática del régimen, que sigue alimentando
-valga mayor redundancia para el caso- el siniestro eslogan “socialismo
o muerte”.

Muerte al fin, pues la casta burocrática está más deshumanizada que nunca
y está dispuesta a mantener sus privilegios llegando para ello incluso
el caso de extenuar a la población. A la memoria me vienen las palabras
de un profesor de la Universidad de La Habana que en estos días, en el
Congreso José Martí por una cultura de la naturaleza, he podido
escuchar: “Cuba es un laboratorio de millones de experiencias de
subsistencia”. Desgraciadamente es así, se trata de experiencias como
las más arriba consignadas producto de un régimen despótico. El cinismo
de estas palabras es grande, porqué ahora el régimen se presenta como un
laboratorio y centro de experimentación ecologista... No sería de
extrañar que en breve el régimen castrista se presente ante el mundo
como el primer Estado ecologista del universo, es lo último en
perversión que el castrismo podrá hacer.

Durante estos días de Congreso en el Hotel Nacional, donde se ha dado
cita gran parte de la “intelectualidad” del régimen castrista, hemos
podido comprobar como ésta está totalmente alejada de la realidad social
cubana: es indolente con dicha realidad y no escatima elogios al
régimen. Su complicidad, salvo en escasas personas, es absoluta o de
conveniencia, pero es cómplice de la represión y la miseria en que está
sumido el pueblo cubano.

Definitivamente, esta supuesta “intelectualidad cubana” y muchos
militantes de Izquierda Unida de España, presentes en La Habana con
motivo de dicho Congreso, han abdicado de aquella responsabilidad de la
que nos hablaba Noam Chomsky en los años sesenta. A su regreso a España,
seguro que contarán las magníficas atenciones dispensadas por la
Fundación Antonio Nuñez Jiménez, que acaba de editar un lujoso libro que
reza con el título de Por una cultura de la naturaleza, y explicaran el
milagro de la Cuba comunista a partir de la visita y atenciones de la
vivienda de Miramar. Nos dirán que en Cuba no hay hambre y sí mucha
cultura y progreso.

De la vivienda, ahora Fundación de Antonio Núñez, habría mucho que
comentar. Allí se están muchos de los objetos y documentos expoliados en
vida por dicho personaje, que sin duda pertenecen al patrimonio natural
y cultural de Cuba y otros lugares, que ahora doña Lupe Velis exhibe
acompañados con copas de champán y pasteles a sus visitantes: para que
cuenten al exterior lo que en Cuba se está haciendo por salvar a la
naturaleza. Mayor hipocresía imposible. De todos es sabido que en
Miramar residen los máximos personajes del régimen, en activo o en edad
de jubilación, que ya han sido amortizados por el régimen, claro que sus
hijos ya no residen en Cuba y viven en el exterior, generalmente
administrando empresas extranjeras. Se han puesto debidamente a salvo.
De los que permanecen se podría hacer una larga lista, se podría incluso
hacer una detallada memoria de sus actividades: muchas de ellas
relacionadas con negocios con españoles militantes de Izquierda Unida
que al unísono administran algunos de los cabarets o discotecas de La
Habana, pero la urgencia es hacer algo para paliar la situación dramática
en que vive el pueblo de Cuba.

Por de pronto, a las protestas de la comunidad internacional en demanda
de la inmediata liberación de la totalidad de la disidencia política de
Cuba son una necesidad urgente y se deberían incrementar (las
condiciones de las abarrotas cárceles y trato a los presos cubanos ya
han sido denunciados en 1999 por Human Rights Watch en el volumen La
maquinaria represiva de Cuba, pero que ahora han aumentado
considerablemente en el incomunicación y nutrición de los presos). Al
mismo tiempo, se impone solicitar al Fondo de Población de la Naciones
Unidas la declaración de alarma por falta de alimentos en Cuba. “

Otro testimonio:

Empresarios de Florida celebran cumpleaños del hermano de Castro

LA HABANA, 2 de noviembre - Empresarios del Estado estadounidense de
Florida, “bastión del exilio anticastrista”, dieron una fiesta en Cuba la
noche del lunes para celebrar los 80 años de Ramón, el hermano mayor de
Fidel Castro. El presidente del Florida-Cuba Business Council, el
ganadero John P. Wrigth IV, convocó al onomástico del "amigo de los
guajiros", en el que estuvo presente el presidente del Parlamento
cubano, Ricardo Alarcón.

"Estamos aquí para celebrar, como vecinos y amigos del comercio, en busca
de la mutua prosperidad económica y la tranquilidad de Cuba y Estados
Unidos", escribió Wrigth en la invitación que hizo llegar a la prensa.
Para despejar interpretaciones políticas e ideológicas sobre el
encuentro, apuntó que "el espíritu estadounidense de libre empresa,
ganas de trabajar, el liderazgo del sector privado y los bien
intencionados empresarios, respetan la independencia de la República de
Cuba, la generosidad y la unión de su pueblo, y los fuertes vínculos
históricos de la comunidad cubano-americana".

Un total de 244 empresarios estadounidenses se encuentran en Cuba para la
XXII Feria Internacional de La Habana en representación de 125
compañías; de ellos, el mayor grupo corresponde a Florida, con 71 de 27
firmas. Al margen de “posiciones políticas”, empresarios estadounidenses
comenzaron a comerciar con Cuba a fines de 2001, un negocio que les
permite encontrar un nuevo mercado para sus excedentes agroalimentarios
y les reporta millones de dólares de ganancias. "Es simbólico que sean
de Florida", dijo el presidente de la empresa cubana Alimport, Pedro
Alvarez, quien ha dirigido esas operaciones, que acumulan 963 millones
de dólares en compras hasta la fecha.

Ramón Castro, vestido con una tradicional guayabera y con su barba cana
que le da un evidente parecido de familia con su hermano Fidel (de 78
años), agradeció el obsequio con su carácter jovial y campechano. Afirmó
que “al margen de los desacuerdos políticos, Cuba y Estados Unidos
buscan el progreso económico”. Mongo, como se le conoce popularmente, es
actualmente asesor de los ministros de Agricultura e Industria
Azucarera.

En un ambiente desenfadado e informal, donde sobraba la comida, el wisky
y el ron añejo “especial” (mismo que se añeja especialmente para Fidel),
Wrigth se incorporó a un grupo de música tradicional cubana con el cual
tocó, con armónica y maracas, la famosa pieza "Chan Chan", del fallecido
compositor Compay Segundo, y acompañó vocalmente al grupo en otros
números musicales.

Fidel, ni su hermano menor Raúl, asistieron al festejo, pero se supo que
el comandante en jefe, le obsequió un Mercedes Benz y “unas merecidas
vaciones en Europa” como regalos por sus ochenta años. Para muchos de
los asistentes, el cumpleaños no fue otra cosa que un símbolo más de los
nuevos tiempos. El homenaje se celebró en una lujosa mansión del barrio
de El Vedado, donde funcionaba durante las décadas de los años 70 y 80
la "Casa de Amistad Cubano-Soviética".

Fuente: www.alasbarricadas.org




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center