A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) REFLEXIONES SOBRE EL CONTRAPODER.- Núcleo Caracas de CONTRAPODER / Marzo 2004

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Fri, 2 Apr 2004 21:12:43 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

1.- UNA CRISIS SIN SALIDA INMEDIATA

Sea cual sea el evento institucional que coyunturalmente termine dándose;
hayan o no referendos revocatorios presidencial de parlamentarios etcétera
y elecciones; ida o permanencia de Chávez; salida del chavismo y regreso
del puntofijismo o al contrario; y sea cual sea la forma como en tal caso
dicho cambio se dé, vía “institucional” o “no-institucional”; la crisis
que vivimos seguirá profundizándose; luego de alguna transición en tal
caso solo formal, solo superficial, de nomenclatura de figuras de
partidos, seguirá profundizándose inercialmente en sus aspectos
fundamentales. La crisis por la que atravesamos los venezolanos, solo con
variantes adjetivas, en esencia la misma que atraviesan las mayorías de la
periferia del capitalismo, multicausal, se desarrolla determinantemente en
dos planos, en el de lo estructural, sistémico, relativo a la crisis y
agotamiento del modelo societario eurocéntrico dominante mundialmente,
capitalista y democrático-burgués; económicamente fundado en la
mercancialización compulsiva de todos los aspectos de la vida social e
individual, y políticamente en la representatividad; modelo mundialmente
impuesto a sangre y fuego durante cinco siglos y consolidado como hegemón
global en el XIX e inconteniblemente globalizante en el XX; y en el plano
del régimen político-económico específico nacional, autocrático gomero,
exclusivamente soportado en la FAN, partidista-socialdemócrata-clientelar
y monoproductor-rentista-importador, implantado en Venezuela desde
principios del siglo XX y preservado sin cambios de fondo hasta hoy y aún
hoy con el chavismo en proceso de consolidación.
2.- LA CONFRONTACIÓN ENTRE LA GENTE Y EL PODER

A todos los niveles y a lo largo del Mundo la confrontación actual es
entre la gente y el Poder, entre la gente y la Autoridad; mundialmente
entre las cinco sextas partes de la Humanidad y la estructura mundial de
poder; local o nacionalmente entre las mayorías crecientes de la población
excluida de cada país y las estructuras nacionales de poder hoy
articuladas mundialmente, en trance hacia un solo poder mundial.
Confrontaciones de clase, de obreros de campesinos, de género por los
derechos de la mujer, por los derechos los niños, de las minorías étnicas
religiosas culturales, confrontaciones territoriales y ambientales, dentro
de la pareja, de la familia de la comunidad, de la de sociedad en todas
sus instancias, aún conservando su especificidad, que conservan, hoy se
subsumen en general y enmarcan determinantemente en la confrontación
general mundial entre la gente y la Autoridad entre la mayoría de la
Humanidad y la Estructura Mundial de Poder, del Poder omnipresente. Tal
confrontación se expresa mundialmente, en la tensión genérica y total
entre las dos dinámicas globales de la acumulación una y de la exclusión
otra, simétricamente interdeterminantes y de incrementos simétricamente
potenciados. Inevitable y sistémicamente, a mas acumulación global se
produce mas exclusión global. Socio-económicamente, igualmente se
expresa en el contraste entre la creciente acumulación de riqueza y el
crecimiento del desempleo y la pobreza mundiales, ambos estructurales;
entre el consumismo delirante de una minoría mundialmente cada vez mas
reducida y el hambre y la desnutrición mundiales en constante expansión y
profundización; en las asimetrías en el comercio mundial, en la brecha
tecnológica cada vez mas insuperable, en la depredación a gran escala
crecientemente asimétrica del ambiente, en el desbalance entre el
potencial psico-somático en expansión y cualificación de una parte de la
población mundial en relación al deterioro y la regresión psico-somática
de otra parte. Socio-políticamente, se expresa en el contraste entre la
creciente conciencia política de la gente, mundial y localmente, la por
algunos llamada “capacidad social de reflexión”, global, inevitable efecto
residual de la globalización informática y de las telecomunicaciones, y la
concentración y asociación crecientes de los poderes fácticos y
mediáticos; soportada y legitimada tal concentración, en una
representatividad político-institucional cada vez mas vacía y remota y
mediatizada, cada vez mas negadora de la condición ciudadana y alienante
de la conciencia y libertad individual, cada vez mas negadora del
ciudadano mismo y de sus derechos; concentración de poder de ejercicio
cada vez mas críptico cada vez mas cupular, cada vez mas corrupto,
realmente mafioso. Y se expresa tanto mundial como nacionalmente,
restrictiva y desestructurantemente en la tensión generada por la absoluta
sobredeterminación imperiosa de lo económico, como dimensión específica
pero totalizante, impuesta por sobre lo social como dimensión integral de
lo humano; en los efectos desestructurantes de la economización
financierización y tecnocratización de todos los aspectos de la vida
humana individual y social, sobre las calidades de la vida y sobre la vida
misma, sobre la condición humana misma; en la deshumanización de lo social
por lo económico.
3.- VISION REFRACTADA DE LA CRISIS QUE VIVIMOS

La intensidad vivencial de lo local, de lo localmente circunstanciado de
la crisis que vivimos en el plano nacional, mediaticamente manipulada
hasta la obscenidad, opaca y refracta la percepción de su verdadera
estructura, de su profundidad y alcance, la cual, sistémica, estructural,
cuando mucho es puesta como referencia distante o no inmediatamente
determinante y a la que, según, no cabría responder, con lo que de hecho y
en tal caso se la asume solo como “dato”, de hecho para evadirla
interesadamente. Así, la manipulación mediática de la crisis que induce
la percepción falsa de que es específica, permite promover la idea de que
tiene causalidad y salida, también específicas. En función de intereses de
poder, corporativos políticos partidistas, mediáticamente se induce la
falsa expectativa de que mediante determinados eventos concretos, cambios
concretos o coyunturales, de personas de partidos, de gobierno de
nomenclaturas, en variantes de reformismo formal, vía electoral vía de
facto, se va hacia su solución. Ofertas retóricas, siempre variantes de
reformismo autoritarismo o mesianismo; siempre sobre la imposición de una
autioridad de una minoría o en el mejor de los casos de una vanguardia
sobre el conjunto social; con frecuencia mediante la retórica de lo
cívico-militar, pretendidamente revolucionarias unas, abiertamente
reaccionarios otras; induciendose la ilusión de que se va hacia la
solución de la crisis. Repartidización y recomposición de la
gobernabilidad, relegitimación y negociación entre cúpulas de minorías
para la manipulación consensuada de la institucionalidad y control de
clase impuestos, de la gobernabilidad, siempre la misma con otra
nomenclatura; retórico ejercicio de una soberanía nacional implantada
sobre la negación de la soberanía popular; siempre en función de la
preservación indefinida del Poder por la minoría; son las respuestas de
las elites las cúpulas y las vanguardias a la crisis. Todo siempre
reducido a ofrecer darle una solución dentro del sistema; siendo sistémica
de fondo se ofrece es mas sistema mas capitalismo y mas representatividad
mas concentración del Poder mas elitización y partidización en su
ejercicio, mas sistema, mas autoritarismo menos participación y
ciudadanización de la gente y de la política y de la gestión públicas; mas
economización de lo social y humano.
4.- CAPITALISMO: CINCO SIGLOS DE DESESTRUCTURACION MUNDIAL.-

Conquistas y colonizaciones imperiales, imperialismo y globalización,
secuenciales a lo largo de los siglos y simultáneas hasta hoy, violencia y
guerras de conquista y dominación política económica cultural religiosa,
de exterminio y por el control y la hegemonía de mercados; siempre sobre
la base de la desestructuración universal de la homogenización y
liquidación de la diversidad; conformaron y soportan la actual estructura
mundial de poder cada vez mas hegemónica y omnipresente cada vez mas
desestructurante; en trance de uno solo poder mundial e incluso de un solo
gobierno mundial. Estructura de poder económico y político globales,
capitalista y burgués de monopolios y oligopolios de minorías y cúpulas
mundiales, impuestas autoritariamente hasta los niveles de lo local y
familiar e individual y en todos los aspectos de la vida de la vida de la
gente; una misma cuando no una sola autoridad vertical reproducida igual
mas allá de sus variantes formales en el tiempo y en el espacio. Y mas
allá de los “ismos” que han derivado a lo largo de su conformación, todos
solo variaciones de un mismo proceso mundial, universal, en esencia de
hegemonización capitalista; mas allá del americanismo del fascismo y el
nacismo, y del socialismo conocido, sustancialmente todos variantes
político-económicas del mismo modelo de acumulación de capital y
concentración del poder en una minoría o en una vanguardia, partidista, de
clase, étnica, religiosa, financiera; y que independientemente de sus
reales diferencias, ha adoptado las diversas formas de regímenes políticos
de control y dominación conocidas, autoritarias y autocráticas en general,
monárquicas republicanas dictatoriales teocráticas democráticas; regímenes
justificados siempre mediante algún proyecto histórico alguna invocación o
alguna utopía civilizatoria; y que en nombre de cualquier pretendida
misión llamada mesiánica o trascendencia, siempre en función de la
imposición de la hegemonía del poder, desde hace cinco siglos siempre
dentro del sistema capitalista-burgués, desataron y hoy continúan
desatando las peores y mas prolongadas confrontaciones violentas, guerras
de conquista de dominación de imposición.
5.- INCAPACIDAD DE RESPUESTA DEL CAPITALISMO MUNDIAL.-

Mundialmente aparte de ocho o diez países del Mundo de una población
general de no mas de ochocientos millones, igual que nacionalmente, y a
pesar de las potencialidades y de las conferencias mundiales y de la
inmensa capacidad tecnológica acumulada, la gestión pública es
crecientemente incapaz de responder a los problemas de la gente ni
siquiera para detener su incremento que se potencia a tasas superiores a
la que crecen, cuando realmente crecen, la capacidad y recursos
presupuestarios gubernamentales disponibles. Aparte de en esos diez países
de la OCDE o del G8, el vacío de capacidad de gestión y de políticas
públicas, de capacidad de respuesta de las estructuras de poder a los
problemas, es dramáticamente creciente. La gente, mas de las cinco sextas
partes de La Humanidad de hoy, como aquí, el 80% de los venezolanos, no
tienen nada o casi nada realmente significativo que esperar de las
tradicionales estructuras existentes de poder, gubernamentales nacionales
y/o multilaterales existentes, que a su vez tampoco tienen nada o casi
nada que ofrecer independientemente de quién las rija.
Dentro del sistema mundial, y local, existente, hoy, independientemente de
la indefensión precariedad y aridez crecientes en que vive la gente, en un
punto en el que la vasta desestructuración de todo tejido y conformación
sociales no globalizadas parece irreversible, la gente, librada a sus
propias casi inexistentes fuerzas, sin embargo ya solo puede esperar de sí
misma, solo puede contar consigo misma, con la capacidad de respuesta que
a partir y a pesar de la mengua a la que ha sido llevada pueda recuperar
articular y acumular. El vacío de gestión y políticas públicas reales,
estructural y sistémico, particularmente en la periferia del capitalismo
mundial, ni siquiera en sus dimensiones coyunturales o circunscritas, nada
indica que pueda ser ni vaya a ser llenado, no lo ha sido, ni
institucional ni asistencialmente mediante ningún programa ni plan de
gestión o gobierno nacionales ni multinacionales, de supuesto desarrollo
económico ni político ni social dentro del modelo civilizatorio actual,
capitalista globalizado democrático representativo, cuya esencia es la
acumulación y la exclusión. Ni siquiera mediante la ficción vendida de las
integraciones regionales o subregionales, esencialmente comercial, sobre
la base del irrepetible modelo de integración europeo, de la UE, tal vacío
de gestión en función de los problemas de las mayoría puede ser llenado.
Ni siquiera la sobrevivencia de la gente de a pié hoy es susceptible de
ser garantizada por las actuales estructuras sistémicas de poder; mismo ni
siquiera en los países del OCDE. El dantesco círculo vicioso de la
violencia y perversión sociales urbanas crecientes y generalizadas y la
expansión alucinante de las aluvionales concentraciones y conurbaciones
urbanas metropolitanas; sin mas respuesta de las estructuras de poder que
la represión y que de sofisticados maltusianismos; no es mas que una de
las atmósferas globalizadas en que inevitablemente el capitalismo sumerge
la vida de miles de millones de seres humanos de las sociedades de su
periféricas; incluida la marginalidad de los países de su mismo centro; y
expresa la incapacidad del sistema para responder incluso superficialmente
a los problemas que históricamente ha causado causa y continuará
causando, ahora cada vez mas como los producto mas tangible de la
globalización financiera y comercial mundiales que compulsivamente impone.
6.- VENEZUELA CAPITALISTA SIEMPRE, DESESTRUCTURADA Y DISPERSA.-

La sociedad venezolana histórica y actual, del siglo XV al XXI, es
expresión nítida de ese proceso de hegemonización mundial capitalista y
burgués; conquista colonización independencia institucionalización y
democratización europeizantes, hasta hoy mismo, un solo proceso de
desestructuración sistemática sintonizado con el proceso mundial, ha sido
dinamizado y pautado por su compulsiva inserción en él. Desde nuestra
conformación como colonia y como república hasta la constitución como
democracia representativa según el modelo socialdemócrata europeo vigente
hasta hoy, cuyas bases estableció la dictadura constitucional de Gómez,
que en este momento son objeto de una regresiva recomposición por el
chavismo; hemos vivido un proceso de sistemática y repetida
desestructuración de toda conformación o desarrollo no capitalista ni
burguesa de relación económica o socio-política; en función de mantener
una absoluta dispersión e individualización extremas en el conjunto
social, correlativas éstas a la continuada concentración caudillesca
autocrática elitesca y partidista del poder; siempre enmarcada en su
inserción en las estructuras y dinámicas mundiales de poder.
Así, tanto por el carácter estructural, de la crisis que vivimos, como por
su dimensión específica nacional, de la variante de representatividad
europea que tenemos en Venezuela, el acumulado de entrabamiento deterioro
generalizado y agotamiento de las estructuras económicas y políticas de
poder que tenemos, de estancamiento económico y de regresión
psico-somática de grandes y crecientes sectores de la población, la crisis
en que estamos no tiene salida ni a corto plazo, ni mediante ningún
reformismo ni consensual ni no consensual sea propuesto o impulsado
verticalmente y por una minoría, en el marco del discurso que sea,
pseudo-revolucionario o abiertamente contrarevolucionario, sea vía
violenta de facto y de lucha armada sea vía formalmente no-violenta de
elecciones. Solo hay salida y a mediano y largo plazo por la vía de un
verdadero profundo y continuado cambio en esas estructuras de poder de su
liquidación y sustitución impulsados desde abajo desde la base misma de la
sociedad., por la gente. Pues, tanto por las particularidades de la
estructura gomera de poder que tenemos como por la inercia de deterioro
que domina en todas sus esferas la vida nacional, cualquier iniciativa o
dinámica enmarcada en la precaria o inexistente institucionalidad de papel
que tenemos, como ha sido repetidamente demostrado y como constantemente
se demuestra aquí y en todo el Mundo, no resulta mas que en coadyuvar y
retroalimentar la concentración de poder en todos los aspectos, y en la
mayor y creciente exclusión cada vez mas integral de cada vez mas amplios
sectores sociales. Siendo en concreto, que luego de la verdadera inflexión
vivida en la década de reformismo socialdemócrata de los sesentas, agotada
en un muy corto lapso, la regresión sostenida ha sido la constante de la
gestión de gobierno desde mediados de la década de los setentas hasta los
tiempos actuales de inicio del Siglo XXI. Y no solamente por la baja
calidad de dicha gestión gubernamental, por la partidización la
incapacidad y la corrupción que la ha caracterizado, de gobierno tras
gobierno y continuadamente de este chavista, ni por la aceleración del
deterioro que en nuestra realidad induce el agotamiento de sistema
capitalismo mundial; sino porque ante la inercia que la acumulación
potenciada de incapacidad de respuesta produce constantemente en el cuerpo
social venezolano, el régimen político gomero que tenemos no concebido
realmente para responder a ningún problema del conjunto social sino como
mecanismo de dominio y control de clase, en su agotamiento final, ya
definitivamente impotente, no es capaz ni siquiera de amagar la mas mínima
respuestas a pesar de disponer de los inmensos recursos de que dispone.
Coyunturalmente se evidencia, propiamente vuelve a evidenciarse, que hoy,
ni gobierno ni oposición, ni chavismo ni antichavismo, realmente
enfrentados en una lucha solo por el Poder, tienen verdaderos proyectos,
verdaderas respuestas a la crisis que vivimos. Así toda legitimación y
reproducción de relaciones de representatividad toda fórmula cupular o
partidizada de recomponer el cuadro político-institucional de poder,
cualquier variante de restitución de la llamada gobernabilidad sobre la
base la representatividad, no lleva mas que a la constante profundización
de la crisis; a hacer mas intenso y cerrado potenciándolo crecientemente
el círculo vicioso de concentración-de-poder-exclusión, mayor-
concentración- de-poder-mayor-exclusión, etcétera.
7..- EL PODER DE CLASE EXISTENTE NO SIRVE SINO PARA EJERCERLO

La experiencia humana de un largo siglo de confrontaciones por el poder
político ejercido cupularmente y de economías de acumulación de mercado o
planificada, de economicismo positivismo y cientificismo, de revoluciones
y contrarrevoluciones, de americanismo de socialismo y de fascismo y
nacismo, todos ismos sustancialmente variantes dentro del capitalismo,
todos regímenes de minorías; tal experiencia apunta a que del poder
institucional, cupular, autoritario patriarcal y vaticano, en esencia,
solo puede esperarse una gestión dirigida a su propia preservación; a que
de él y de su ejercicio no habrá nunca transición para su propio cambio o
transformación y menos para su liquidación; a que el poder de clase, el
Estado de hoy burgués en esencia, no sirve sino para ejercerlo como
histórica y contemporáneamente lo han ejercido y ejercen las cúpulas y
minorías de cualquier signo; para eternizarse en él. E indica tal intensa
experiencia humana, ante las innumerables iniciativas libertarias
aplastadas a lo largo de la historia y del Mundo por todos los regímenes
conocidos de todo signo ideológico, que solo la beligerancia independiente
de la gente, autónoma, ni sometida ni atenida a ninguna estructura de
poder o autoridad fuera de la propia, que solo la beligerancia sostenida
no mediatizada de la gente, permite y permitiría detener su propio
deterioro en mucho derivado del ejercicio sobre ella de ese Poder cuya
esencia y razón de ser es la preservación y permanencia en él de la
minoría que lo ejerce.
8.-NO ES TOMAR UN PODER QUE NO SIRVE SINO PARA EJERCERLO

Tomar el poder llegar a él entrar en él o infiltrarlo ha sido hecho por
movimientos populares o a su nombre, revolucionariamente y en función del
cambio de sus estructuras por la justicia la libertad la reinvindicación
histórica de los derechos y de la condición humana, la mayoría de las
veces justificadamente y muchas exitosamente durante la historia y
particularmente en los últimos siglos dentro del desarrollo y la
mundialización del capitalismo. Son innegables la importancia y los
aportes que muchas experiencias revolucionarias la mayoría, al menos
inicialmente, significaron para la Humanidad y lo que ellas dejaron, en
general y particularmente para los determinados pueblos que las
desplegaron y en cuyas luchas se insertaron las vanguardias que las
llegaron a dirigir; sin embargo su mayor parte, incluso hasta las mas
auspiciosas y espectaculares, en mucho por la evolución regresiva y la
acción contrarrevolucionaria de las propias estructuras de poder que
ellas mismas generaron, o fueron derrotadas y aplastadas o se frustraron y
desviaron, terminando casi siempre en alguna forma de reposición del
tradicional y clasista autoritarismo de una minoría; en retrocesos aun mas
allá del punto del que arrancaron; en regresiones a las mismas o
similares estructuras de poder que por la vía de tomarlas se proponían
destruir y sustituir.
CONTRAPODER no se propone para conquistar ni para tomar el Poder existente
su estructura de dominio y de control; no se propone para constituirse en
autoridad, en verticalidad, que incluso a su nombre aplasta la libertad.
Es en primera instancia para contrapesarlo para detener la incidencia de
su acción de control en la vida de sometimiento de la gente; es para
arrebatarle el poder fáctico de decisión; para impedir o imposibilitar que
haga realidad sus manipulaciones. En segunda instancia es para llenar
soberana y autónomamente el constantemente creciente vacío de gestión que
el Poder acumula, para compensar su incapacidad de respuesta ante los
problemas de la gente y desechar toda esperanza de que tales vacío y
expectativa puedan compensarse mediante cambios o sustitución de quienes
lo ejercen de sus planes y programas. No es resistencia ni autodefensa
para sobrevivir. Es resistencia sí para contraponérsele a partir de la
libertad asumida y de su riesgo. Para sobrevivir asumiendo la gente a
conciencia y voluntad la acción y gestión plenas de su propia
sobrevivencia sin esperar condicionantemente nada de las estructuras del
Poder. CONTRAPODER es libertad; libertad de cada quién en la libertad de
los demás; la libertad que no se soporta en la sumisión sometimiento ni la
liquidación de la libertad de nadie, ni cercano ni distante. CONTRAPODER
es la gente impidiendo el ejercicio alienante superior vertical de
cualquier autoridad, su ejercicio por cúpulas y minorías sobre la gente y
su vida. Es, primero, la gente autogestionando su existencia,
garantizándose su propia sobrevivencia su propia vida su propio
crecimiento; deteniendo la perversión y el deterioro en los que la hunde
un poder ejercido cupularmente sobre la gente en función de los intereses
y proyectos políticos económicos culturales religiosos de minorías locales
nacionales o mundiales, y, en el mejor de los casos, aunque igual sin
perspectiva, en función de los criterios y decisiones de vanguardias o
jefaturas mesiánicas instaladas en él. Y es, segundo, crear las bases para
que la gente, mas allá de los niveles de su sobrevivencia, estructure su
propia capacidad para incidir desde la base ciudadana en cualquier
decisión en cualquier área de la vida y a cualquier nivel local nacional o
mundial; es la gente gobernando; es la democracia directa. CONTRAPODER es
la beligerancia de la gente permanentemente organizada y ejercida
autónomamente trascendiendo la exclusión y la marginalización; la gente
autoubicándose o autoposicionándose ella misma sin tutela, en todos los
ámbitos de su existencia sin atenerse a ninguna autoridad que no sea la
propia sin contar con mas fuerza que la propia y la de la solidaridad
entre iguales de base; conquistando y ejerciendo su propia voluntad y
poder de decisión imponiendo su presencia conquistando ella misma no
solamente el reconocimiento a su dignidad y su derecho a un espacio y
calidades y dimensiones vitales universales de vida; no solamente
imponiendo tal reconocimiento; sino concretamente imponiendo ella misma su
dignidad concretamente ella misma ocupando su espacio vital concretamente
ella misma logrando las calidades de vida que le corresponden. CONTRAPODER
es autogestión es poder social es gente gobernando es democracia directa.
CONTRAPODER es la máxima libertad de cada quién ejercida dentro de la
máxima libertad de todos.
[de http://www.contrapoder.org.ve/ ]




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center