A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
First few lines of all posts of last 24 hours || of past 30 days | of 2002 | of 2003

Syndication Of A-Infos - including RDF | How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups
{Info on A-Infos}

(ca) LA CAMPANA - DOSSIER Número 40 Presos de Tesalónica Solidaridad anarquista contra la violencia estatal

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Tue, 11 Nov 2003 19:48:03 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

Presentación
LIBERTAD PARA LOS PRESOS EN TESALÓNICA
Solidaridad anarquista contra la Ley de la cárcel y la desigualdad social

Siete compañeros anarquistas, víctimas de la política represiva de los
gobiernos europeos contra los movimientos sociales reivindicativos y de
la criminalización del anarquismo por las poderosas maquinarias de los
Estados y el Capitalismo, permanecen injustamente encarcelados en
prisiones griegas desde hace cinco meses. Simón Chapman, de nacionalidad
inglesa, Suleimán Dakduk, alias Castro, de Siria, Carlos Martín Martínez
y Fernando Pérez, ambos españoles y los griegos Dimitri Fluirás, Mijalis
Traikapis y Spiros Tsitsas, fueron detenidos durante las jornadas del 20
y 21 de junio en Tesalónica, Grecia. Por aquellos días comenzaba en Salónica, la Cumbre regular de los países
miembros de la Unión Europea (UE), con la presencia de los jefes de
Estado. Aquella reunión, que pasará a la historia como la del “Rapto de
Europa por las mafias gobernantes y electas”, tenía en la agenda aprobar: - la “homogeneización económica capitalista de Europa”, en su versión más
destructiva. Esto es, acelerar las reformas estructurales para poner la
salud y la educación, el suelo y la vida, la comunicación y el
transporte, el agua y los alimentos, el clima y la cultura, etc, al
servicio privado de los grandes intereses económicos. - el “diseño de una política inmigratoria” infame y homicida y la
“implantación de la sociedad penal, policial y penitenciaria común”,
incluyendo la “persecución de los movimientos sociales reivindicativos y
de confrontación al capitalismo, tras nueva definición jurídica del
término terrorismo”. - el “acercamiento (sometimiento, en realidad) de Europa a la política
belicista de Estados Unidos, según las necesidades de las gigantes
empresas multinacionales”. Como respuesta a tan siniestro concilio, tanto el movimiento
antiglobalización, como el movimiento antiautoritario, este último según
acuerdo de la reunión panhelénica del Movimiento Antiautoritario de
Salónica 2003, se decidieron a convocar en el mismo lugar una
contracumbre. Fueron los Ministros de Seguridad e Interior de Europa y no los
anarquistas o los anti-globalización los que decidieron arrebatar a los
ciudadanos de Salónica su ciudad. La cercaron con un muro de policías y
bloques de hormigón de hasta 2 metros de altura, al muro le llamaron
“línea roja” y amenazaron con palizas y golpes a todo aquél que intentase
reprocharles las infamias que se disponían a cometer. En esas circunstancias estalló inevitable la confrontación entre la
libertad y la tiranía. Durante los dos días de la Cumbre surgieron de las
filas policiales botes de humo y gas lacrimógeno, cargas a bastonazos y
porrazos, palizas y patadas a las personas detenidas. Se produjeron
decenas de heridos y los detenidos superaron el centenar de personas. Ocho de esas personas detenidas (los siete que hoy permanecen
prisioneros, y un compañero estadounidense al que concedieron la libertad
condicional en el mes de agosto) fueron enviadas de inmediato a prisión,
bajo graves acusaciones. Ninguna prueba hay contra ellos. Hay, sin
embargo, pruebas indiscutibles de cómo agentes de la policía cambiaron
las mochilas personales de los detenidos por otras con artefactos
incendiarios. Serán esos mismos agentes delincuentes los que actúen como
únicos testigos de la acusación y declaren ante los jueces la “violencia”
de los detenidos. Suleimán, el compañero sirio luchador incansable por los derechos de los
inmigrantes desde su circunstancia de albañil extranjero sin papeles (a
pesar de llevar más de 10 años trabajando en Grecia) fue el primero en
declararse en huelga de hambre, el 21 de septiembre, por su libertad y
derecho a permanecer en Grecia. Le siguieron el día 5 de octubre, Carlos,
Fernando y Simón. Spiros se incorporará a la huelga tres días más tarde.
Dimitris y Mijalis, por ser menores de edad, fueron apartados de los
demás y llevados a un centro de internamiento en Avlona, Atenas. Anteayer, día 7 de noviembre, los 5 compañeros que se encuentran en
huelga de hambre desde hace más de un mes, fueron ingresados en el
hospital, debido a que sus condiciones de salud son particularmente
críticas. A esa hora, en Salónica y en Atenas se celebraron sendas
manifestaciones exigiendo la inmediata excarcelación de los compañeros.
Ayer, día 8, han sido transportados al Hospital Papanikolaou de Salónica
por “motivos de seguridad”, dónde los cinco continúan decididos la huelga
de hambre, ahora bajo vigilancia médica. La Campana edita este Cuaderno extraordinario sobre los presos de
Tesalónica para colaborar en la necesaria y urgente movilización por su
libertad, al tiempo que hace un llamamiento para que ningún anarquista,
ninguna organización libertaria se quede al margen de esta inexcusable
solidaridad con los compañeros.
NOTA: Si alguien desea recibir un número de estos cuadernos (no menos de
25) se los enviaremos a precio de coste (0,5 euros c/u), más los gastos de
envío. Pedidos a lacampana@lacampana.org.


CUMBRE DE LA UE EN SALÓNICA
Anarquistas enfrentados a las dictaduras del Estado y el Capital

El 20 de junio de 2003 comenzaba en la ciudad griega de Salónica, la
Cumbre regular de los países miembros de la Unión Europea (UE). Para esa
fecha tanto el movimiento antiglobalización, como el movimiento
antiautoritario, este último según acuerdo de la reunión panhelénica del
Movimiento Antiautoritario de Salónica 2003, habían convocado una
contracumbre, que incluía jornadas de estudio y debate y movilizaciones
urbanas en Tesalónica.
El rapto de Europa por el Capital y los Estados

En aquella ocasión nuestro compañero Ricardo Colmeiro escribió en La
Campana (nº 219, del 30.06.2003), “La reunión de los jefes de estado y de
gobierno de los países miembros de la UE, es la fotografía mediática de
una plutocracia totalitaria, es decir, la representación de una
dictadura: la del gobierno de los más ricos, allí dónde su interés
privado representa el criterio fundamental de toda acción política”. Como señala el Manifiesto Antiautoritario-Salónica 2003, “Detrás de la
fachada de la discusión democrática de los jefes de estado electos, se
oculta, una vez más, la consolidación institucional de decisiones tomadas
de antemano, que luego se presentan como decisión final de la voluntad
común de los pueblos europeos. Desde hace mucho tiempo, la ideología del
espacio común de Europa se utiliza como tapadera para la imposición desde
arriba de un marco de explotación y represión sin inhibiciones y
límites”. Que la UE sea una dictadura devastadora de su entorno humano y natural,
no lo contradice el hecho de que sus jefes políticos sean o no elegidos
en tinglados electorales, más o menos “limpios”. Pues el propio sistema
electoral, además de ser en sí mismo un fraude, resulta ser un
proce-dimiento para arrebatar a los pueblos cualquier capacidad de
decisión y otorgársela a unos figurantes, que se limitarán a garantizar
que nada decisivo pueda cambiar en el orden social injusto, desigual y
opresor. El “pueblo soberano” no tiene ninguna oportunidad de hacerse oír
en estos tinglados gubernativos, cuyas decisiones se toman en los
despachos de quienes sí pueden decidir y ejercen su lamentable
hegemonía”.
“Recetas” mafiosas

Baste con reseñar las “grandes orientaciones”, “prioridades” y “recetas
políticas” que definieron en Salónica los personajones vicarios (del
dinero, del imperio, de la estupidez del régimen estatal y el desorden
que acompaña toda injusticia) que llamamos jefes de estado y gobierno de
la UE, para comprender la naturaleza de su dictadura: - Homogeneidad económica capitalista, en su versión más destructiva.
Se aceleran las reformas estructurales para poner al servicio de los
grandes intereses económicos todo lo susceptible de ser reducido a dinero
y “riqueza privada”: salud, educación, suelo, quehacer y trabajo,
comunicación y transporte, agua, alimento, clima, cultura, etc, etc. Lo
que trae consigo: flexibilidad laboral, disminución drástica de las
prestaciones sociales, institucionalización de la precariedad y el paro,
accidentes, ataque a la seguridad social, etc, y, sobre todo, el diseño
de una política inmigratoria infame, basada en la explotación económica y
social de los emigrantes, a los que se niega todo derecho salvo el de ser
expoliados, vejados, chantajeados y, si es el caso, recluídos, deportados
o llevados de mil modos a la muerte. - Implantación de la sociedad penal, policial y penitenciaria.
Red de vigilancia policial y represión para quienes denuncien o resulten
ser víctimas de las indignidades del régimen económico, político y
social. Bajo el pretexto de la “lucha antiterrorista” se infringen los
derechos civiles y diseña una regresión sin precedentes en las libertades
públicas y los procedimientos garantistas. Al mismo tiempo se procede a
la cooptación de las burocracias políticas, sindicales y de ONG’s (que se
incorporan a las políticas de control social) más proclives, pero también
a la marginación de sindicalismos y movimientos sociales reivindicativos
y de confrontación al capitalismo. - Veleidades de sargento imperial, bajo mando de EE.UU y según las
necesidades de las gigantescas multinacionales. El texto “Una Europa segura en un mundo mejor”, presentado por el antiguo
secretario general de la OTAN y actual responsable de la Política
Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, es particularmente
vergonzoso. La macabra ironía del título elegido para este documento, no logra
ocultar la naturaleza criminal de una resolución que recoge para Europa
el cuadro de las “amenazas mundiales” tal y como las define el entramado
Bush: el “terrorismo” (de los enemigos del capitalismo neoliberal, de los
palestinos, de los africanos hambrientos, de los árabes expoliados, de
los centro y sudamericanos humillados, de los seres humanos víctimas de
todas las apocalipsis ...), los “estados canallas, eje del mal” y la
“proliferación de armas de destrucción masiva” (en manos de alguien que
no sea el gendarme mismo). En Salónica 2003, Europa hizo oficialmente suya la estrategia de “Guerra
preventiva” -el modelo de guerra ilegítima y de agresión llevada a cabo
en Iraq, apoyándose en la mentira universal- para intentar compartir la
hegemonía del mundo con un EE.UU que no admite iguales a su lado sino
súbditos cómplices.Contra un crimen anunciado

Antes de comenzar la función en Salónica, el día 20 de junio ya se
conocía la odiosa naturaleza de los acuerdos que iban a firmar los jefes
de gobierno europeos. Circunstancia que decidió a numerosas
organizaciones -entre ellas y de un modo destacado las anarquistas
griegas- y personas a desplazarse a Salónica, dispuestas a manifestar su
desacuerdo con las políticas globales de la UE. El lugar de encuentro
para todo el movimiento antiautoritario fue la Universidad Aristóteles de
Tesalónica, en el centro de la ciudad. Un día antes del inicio de la Cumbre oficial, el 19 de junio, empezaron
las movilizaciones en Tesalónica. Por la tarde se celebraron dos
manifestaciones en solidaridad con los emigrantes y contra la Europa -
Fortaleza. En la primera participaron unas 10.000 personas, convocadas por la
Iniciativa Anti-racista de Tesalónica y otras organizaciones de la
izquierda política y sindical. La segunda fue una manifestación
específicamente anarquista, organizada por el llamado Movimiento
Antiautoritario Salónica 2003. Cinco mil personas recorrieron los barrios
en que se alojan un mayor número de inmigrantes, para denunciar la
política inmigratoria de la UE.
Asalto a la “zona roja”

El primer día de la cumbre oficial, unos 1000 militantes anarquistas y
5000 activistas diversos, unos de grupos anticapitalistas y extrema
izquierda marxista y otros del variopinto Foro Social Tesalónica 2003, se
dirigieron a Marmaras Chalkidiki, localidad en las afueras de Tesalónica
en la que se alojaba los grandes personajes de la Cumbre. El área en que
se encontraban las autoridades (la “zona roja” policial) estaba aislada
por grandes bloques de hormigón de hasta dos metros de altura, formando
un muro apenas franqueable, defendido por numerosos efectivos policiales.
Al llegar los manifestantes, cerca de 300 anarquistas de la Iniciativa
AKS 2003 intentaron entrar en la zona roja, pero fueron dispersados a
golpes y disparos de bombas de gas lacrimógeno, produciéndose numerosos
heridos y detenidos. Hacia el mediodía varios autobuses se dirigieron a la frontera entre
Grecia y Macedonia hacia un campo de refugiados kosovares, en el que se
hacinan en condiciones miserables 700 personas huidas de Kosovo, en 1999.
Choque de la justicia contra el poder

Para el día 21 estaba prevista la gran manifestación internacional contra
la Unión Europea, que debía discurrir por la avenida principal de
Tesalónica, saliendo de la universidad Aristóteles y regresando después
al punto de partida. El gobierno griego había desplegado un enorme
dispositivo policial, con la orden tajante de impedir, por los medios que
fuese, que los manifestantes llegasen a acercarse al lugar de reunión de
los políticos. Esta ilícita decisión -acotar espacios alrededor de la clase política en
los que quedan abolidos manu militari los derechos humanos, entre ellos
no ser golpeado ni reprimido por la pacífica expresión de las ideas y
reivindicaciones- está en la base de los disturbios surgidos nada más
comenzar la manifestación. Poco había avanzado la cabecera de la marcha
cuando comenzaron las carreras, cargas policiales, lanzamientos de gas
lacrimógeno y detenciones. Además, aprovechando la salida de los
ocupantes de edificios universitarios -ahora en la manifestación- la
policía cercó la Universidad Aristóteles, tratando de impedir que los
manifestantes pudiesen regresar a ella. Sin embargo, la situación se
complicó cuando miles de personas decidieron romper el cerco policial y
abrirse paso hasta lo que había sido su alojamiento en los últimos días.
Muchos los lograron, por lo que el Ministerio del Interior decidió abolir
la “inmunidad universitaria” y lanzar a la policía a invadir los
edificios del campus. Por la tarde del día 21, la policía cargó con gases lacrimógenos contra
un grupo de unas mil personas que se habían concentrado frente a los
Juzgados de Tesalónica, en protesta por las detenciones de esa misma
mañana y los días anteriores, así como por la sangrienta actuación
policial del día 21. Según los datos disponibles en ese momento
permanecían detenidos al menos 9 extranjeros, entre ellos dos españoles.
Tras la carga policial los heridos se contaron por decenas. Algunos han
tenido que ser atendidos por quemaduras de primer grado.
Un episodio más en la lucha

En aquella Cumbre de la UE- Salónica 2003, como en tantas y tantas otras,
los jefes de estados tomaron sus decisiones contra la gente, para que el
insostenible imperio del dinero y la autoridad siga siendo posible y
real. A las pocas horas de clausurar el insufrible cónclave de Salónica,
los principales dirigentes de la UE tenían ya cita en Estados Unidos con
George W. Bush para mostrarle una vez más el acta de su servil sumisión,
pues eso eran los “acuerdos del balneario griego de Porto Carras,
Salónica”. Sin embargo, atrás dejaban a las personas detenidas durante los
disturbios que ellos mismos habían provocado, con su desafío a la
libertad, la justicia y la solidaridad. Unas personas que, como recogía
el Manifiesto Antiautoritario panhelénico, habían decidido divulgar en
las calles de Salónica un “discurso anticapitalista y antiautoritario”,
simbólicamente representado por el asalto a la “linea roja”.
La sociedad carcelaria

Durante las manifestaciones de aquellos días, más de 100 personas fueron
detenidas, 29 de ellas pasaron a disposición judicial con la acusación de
“alteración de orden público, estragos en propiedades públicas y
privadas, agresión a la fuerza pública, posesión de instrumentos para
ejercer la violencia -cócteles molotov-, ruptura de la paz social, etc, y
de éstas, 8 fueron enviadas de inmediato a prisión preventiva, al
acusárseles además de un “delito continuado de posesión y uso de
explosivos cócteles molotov”. Como señalaba la crónica de La Campana: “En los días siguientes los
jueces instructores ordenaron el ingreso en prisión de los detenidos,
acusándoles de graves delitos. En realidad los cargos que se les
imputaron son las acusaciones penales habituales en estos casos, esto es,
en aquellas situaciones en las que a determinadas víctimas se les niega
algún derecho o justa demanda y, si protestan, pasan a ser considerados
automáticamente delincuentes a perseguir”. Siete personas -Simón Chapman, Suleiman Dakduk, Dimitris Friouras, Carlos
Martín, Fernando Pérez, Mijailis Traikapis y Spiros Tsitsas- permanecerán
encarcelados desde esa fecha hasta hoy, en que reclamamos su libertad. El
octavo detenido, de nombre Jonathan y nacionalidad estadounidense, tras
permanecer un mes en un centro de internamiento, le será concedida la
libertad condicional debido a presiones del embajador americano. Según
las condiciones de la libertad condicional deberá presentarse ante el
Tribunal griego el día que se celebre el juicio. Las únicas pruebas que hay contra todos ellos son las declaraciones de la
policía, afirmando que portaban mochilas con tirachinas, tuercas y/o
cócteles molotov (hay un video en www.wombles.org.uk, en el que se puede
apreciar perfectamente cómo la policía cambia la mochila azul de uno de
los acusados, por otra llena de artefactos incendiarios).Las únicas
pruebas aportadas por la policía son las bolsas que dicen haberles
incautado y los propios testimonios policiales; estas pruebas presentan
varias irregularidades, y las declaraciones (además de ser los policías
los únicos admitidos como testigos) se contradicen.
Siete anarquistas presos

Según los datos ofrecidos por el Grupo de Apoyo a los Presos de
Tesalónica (publicados en medios electrónicos el 4 de noviembre), las
personas encarceladas a día de hoy, con las circunstancias de su
detención y cargos, son: -Suleiman Dakduk, alias Castro, procedente de Siria, es un inmigrante en
situación irregular (sin papeles), que lleva viviendo en Grecia 14 años,
trabajando como albañil. En el momento de su detención se encontraba
separado de la zona de enfrentamientos, repartiendo panfletos sobre el
problema de las personas inmigrantes. Se le ha abierto un proceso de
extradición, que de llevarse a cabo, le supondría enfrentarse a una
cadena perpetua que tiene pendiente en Siria por motivos políticos. Ya
antes de la contracumbre, había pedido el asilo político, que por el
momento no le ha sido concedido. Su huelga de hambre, iniciada el 21 de
septiembre, está encaminada a conseguir sus papeles como inmigrante legal
y por su libertad. Además del movimiento anarquista le apoyan
explícitamente asociaciones y colectivos Pro Inmigrantes y los grupos de
apoyo, que reconocen en Suleiman un luchador infatigable por los derechos
de los inmigrantes y sin papeles y la abolición de las fronteras. - Simon Chapman, de nacionalidad inglesa, fue salvajemente golpeado por
la policía cuando le detuvieron. La paliza duró al menos dos horas,
valiéndose la policía de porras, puños y un martillo. Le cambiaron su
mochila por otra llena de cócteles molotov, usándolo entonces como escudo
humano, con la espalda repleta de material inflamable, frente a los
manifestantes que se enfrentaban a la policía. En el momento de su
arresto, se encontraba sólo en los márgenes de la manifestación, buscando
a sus compañeros. - Carlos Martínez, de nacionalidad española, sufrió malos tratos durante
su detención, lo que fue confirmado por el cónsul español en Atenas. Le
arrancaron mechones de pelo y tenía graves hematomas en los brazos. En el
momento de la detención llevaba una riñonera con una camiseta y la
documentación, que le fue cambiada por una mochila con tirachinas y
tuercas. Esto, en cualquier caso sería una falta de lesiones. Estaba
previsto que declarara el 25 de junio junto con otros detenidos con
cargos similares a los suyos, sin embargo (tras una fuerte campaña
mediática de criminalización que lo vinculaba con el terrorismo
internacional), su vista se hizo coincidir, con la de otro grupo de
detenidos, con cargos más graves que los suyos, con la excusa de que al
encontrarse en este grupo otro español, sólo habría que llamar al
intérprete un día; así fue ingresado en prisión y a partir de ese
momento, y de forma totalmente aleatoria, se le imputaron nuevos cargos.
Todos los detenidos que habían declarado el día anterior, con acusaciones
similares a las de Carlos quedaron en libertad con o sin fianza. - Fernando Pérez, burgalés, llevaba una mochila con una máscara de gas,
le acusan de tirar cócteles molotov, y le cambiaron su bolsa por otra con
tirachinas. Durante su arresto le golpearon, llegando a romperle un
diente, y provocándole problemas de respiración y dolores en el pecho. - Spyros Tsistas, griego, también sufrió malos tratos y amenazas durante
su arresto, por parte de la policía. - Michalis Trikapis, griego, al no haber cumplido todavía los 20 años, se
encuentra desde su detención (hace ya más de cuatro meses) en la cárcel
de menores de Avlona. - Dimitris Friouras, también de nacionalidad griega, y en la misma
situación que su compatriota.
Falta de pruebas y complicidad mediática

Dada la clamorosa falta de pruebas contra los detenidos, solamente la
colaboración del periodismo institucional -por supuesto animado a ello
por los jerarcas políticos de la UE- viene permitiendo que estas personas
continúen en prisión, al garantizar la indiferencia general y la
impunidad para la arbitrariedad policial, judicial y gubernativa. En este
sentido, tanto su detención como la posterior acusación por parte de la
justicia griega, se han visto rodeadas de una gran campaña mediática
alarmista y plagada de falsas informaciones dirigidas a señalar a algunos
de los detenidos como supuestos líderes anarquistas, cuando no de
terroristas. La complicidad del periodismo institucional (prensa escrita, radio y
televisión) con los ministerios del Interior europeos resultó patente ya
al día siguiente de las detenciones, el 22 de junio. Ese mismo día, los
medios griegos divulgaron que se encontraban en Tesalónica los jefes de
todas las policías europeas, siguiendo a través de un gran monitor las
manifestaciones, retransmitidas en directo por decenas de cámaras
situadas en toda la ciudad. A partir de ahí, se dedicaron a producir
muchas informaciones confusas, cuya única fuente posible parece que sea
la policial, con el único fin de construir unos “enemigos públicos” y
crear una alarma social por completo gratuita. Hasta el día en que
pasaron a disposición judicial, miércoles 25 de junio, al menos dos
televisiones estatales y el principal periódico griego, Eleftherotipia,
destacaron la supuesta información de que uno de los detenidos españoles
era “un vasco, líder anarquista internacionalmente buscado en tres países
de la UE”, o también “líder de una conspiración anarquista
internacional”; del compañero Suleiman (que ejercía como sindicalista en
la isla de Creta), han dicho “es un maestro activista, para la
conspiración anarquista”.
Jueces, policías e información

Los jueces y policías ofrecen cada día a este periodismo amarillo la
dosis necesaria de información fraudulenta, que debidamente amplificada
será consumida por la narcotizada población. Así, por ejemplo, para
acentuar la imagen de “peligrosos delincuentes” y “temibles anarquistas”,
un juez llegó a autorizar que un miembro de la policía secreta declarase
fuera del banquillo de los testigos, alegando “motivos de seguridad”. Según el equipo de abogados griego que defiende a los acusados -se trata
de un grupo de abogados penalistas, sin ánimo de lucro, que se organizó
en principio para dar cobertura a la manifestaciones antiglobalización de
la contracum-bre-, esa práctica es completamente inusual en Grecia, por
vulnerar el derecho de defensa, dado su efecto intimidatorio sobre todos
los implicados en el juicio, sean testigos, acu-sados, abogados e incluso
los propios jueces. De hecho, no la habían realizado con ningún otro
detenido. En estas circunstancias sólo cabe concluir que, tal y como señala el
Equipo de abogados defensores, “estamos ante una desoladora situación de
indefensión, ya que el proceso judicial, está desarrollándose sin
garantías jurídicas ni procesales” ( ...) “llegando a utilizarse a los
acusados como cabezas de turco, ante la implantación de la nueva ley
antiterrorista griega”.
Situación carcelaria

Dos de los compañeros griegos, Mijalis Traikapis y Dimitri Fluirás, por
ser menores de edad en materia penal, fueron llevados el Centro de
Internamiento para Menores de Avlona -Atenas. Los demás están en la
prisión de Tesalónica. Durante el primer mes de arresto, Carlos, Fernando, Simón, Spiros y
Suleimán estaban separados, y sólo podían comunicarse entre ellos en el
patio y a través de los abogados. Después Fernando y Carlos, fueron
puestos en la misma celda. Durante todo este tiempo sólo han podido tener contacto físico vis-a-vis
con los representantes de las embajadas; el resto de las comunicaciones
deben ser a través de un cristal y con telefonillo. Estas condiciones se endurecieron a partir de la declaración de huelga de
hambre (21 de septiembre, en el caso de Suleimán; 5 de octubre, para los
demás, excepto Spiros, que la comenzó el día 8), pese a que la huelga de
hambre es un derecho registrado en el código penal griego. Desde que la
comenzaron, a modo de castigo, no se les permite salir al patio, y todas
las visitas, excepto las de los abogados, han sido suprimidas. Cuando Fernando y Carlos comenzaron la huelga de hambre, los trasladaron
a una celda de cuatro metros cuadrados, contigua a la cocina, sin agua y
con luz permanente; hace poco los han trasladado a otra en situación
similar, pero con agua, y con una cámara que los graba todo el día.
En espera de juicio

El 30 de Junio el equipo de abogados presentó un primer recurso contra el
encarcelamiento, pidiendo la libertad sin cargos. La reclamación se
basaba en las numerosas irregularidades cometidas por la policía durante
la detención, las anomalías en la presentación de las pruebas -se
demostró que algunas eran falsas y habían sido fabricadas por los propios
agentes- y en las propias declaraciones policiales, llegando los agentes
a contradecirse unos a los otros. La reclamación fue desestimada por el
juez, sin siquiera justificarlo. La peripecia jurídica no había hecho más que empezar, pues una de las
estrategias de la política represiva contra los movimientos sociales,
tiene como fundamento el control del tiempo del proceso judicial, siempre
a su antojo, al menos mientras se le deje y la presión de los amigos de
los detenidos se lo tolere. Ante el fracaso del primer requerimiento de
libertad, los abogados presentaron una nueva apelación, ahora pidiendo la
libertad bajo fianza, ya que las pruebas “aportadas” eran sólo
policiales, y ellos podrían permanecer en prisión preventiva hasta 18
meses. También esta solicitud fue denegada por la fiscal, lo que obligó a
presentar nueva petición a un tribunal superior, que también lo denegó.
Esta semana, del 3 al 9 de Noviembre, deberá intentarse el recurso ante
al Tribunal Superior de Justicia. La situación más grave la sufre el compañero sirio, Suleiman, al carecer
de papeles en regla, y tener pendiente en su país una condena a cadena
perpetua, por su actividad sindical y revolucionaria en Siria. Si le
ingresan en un centro griego para extranjeros, el proceso se demorará un
tiempo, pero el resultado será el mismo. Por eso, y dada su condición de
sindicalista y opositor libertario en su nación de origen, solicitó hace
ya tiempo el asilo político en Grecia, hasta el momento sin resultados
satisfactorios.
Huelga de hambre

El primero en declararse en huelga de hambre fue Suleimán, que la comenzó
el 21 de septiembre para impedir su deportación a Siria. Según el preso,
“las autoridades griegas ya me consideraban culpable, incluso antes de
detenerme”. “Respecto de los hechos de que se me acusa nada hay de verdad
en ellos”. Según los abogados, en este y demás casos, pero en este de
modo especialmente sangrante, se está vulnerando la presunción de
inocencia. “De hecho -asegura el equipo defensor-, su encarcelamiento se
basa exclusivamente en la opinión mediatizada sobre su supuesta
peligrosidad, y en base a ella, la hipotética posibilidad de que cometa
actos delictivos si lo excarcelan”. Por su parte, Carlos Martínez, Fernando Pérez y Simon Chapman, se sumaron
a la huelga el día 5 de octubre, con el triple objetivo de apoyar las
reivindicaciones de Suleiman, denunciar los malos tratos sufridos y su
indefensión legal y lograr la libertad de todos, incluidos los que
permanecen en el centro de Avlona. Tres días más tarde, el 8 de octubre, se sumó a la huelga de hambre
Spyros Tsistas, de modo que por ahora, son 5 los compañeros presos que
han adoptado esta extrema medida de presión. En general, la situación física de todo ellos está empeorando día a día.
A causa de la inanición, sufren habitualmente dolores de cabeza, desmayos
y desórdenes en la presión arterial, además de la pérdida de peso, y los
daños a órganos, que podrían ser irreversibles. Varios de ellos ya han
tenido que ser trasladados al hospital. Suleimán, que lleva más de mes y medio en huelga de hambre, presenta el
estado físico más delicado, pese a lo cual lo retienen en la enfermería
de la propia prisión desde hace dos semanas. Spyros tuvo que ser
trasladado al Hospital el 27 de Octubre, pero al cabo de unas pocas horas
le obligaron a volver a celdas.
Deterioro físico

Las autoridades penitenciarias están intentando por todos los medios
despistar a los abogados, familiares y amigos de los presos, obligando a
los huelguistas a constantes traslados, sin previo aviso ni conocimiento
del destino a que son llevados. Sirva como ejemplo, la narración de lo
sucedido a Carlos Martín: “El 3 de noviembre, sobre las 5 de la tarde, Carlos Martín fue llevado al
centro de salud, al no encontrarse bien. A las siete de la tarde se lo
volvieron a llevar a la cárcel y le metieron en una celda de aislamiento
a él sólo, a la espera de que llegase una ambulancia y llevarlo al
hospital. El abogado y su compañera se patearon todos los hospitales de
la ciudad buscándole, pero no dieron con él, por lo que supusieron que
había sido llevado a la cárcel. El martes por la mañana, se enteraron de que no había sido así, pues
Carlos había pasado la noche en un hospital situado a las afueras de la
ciudad, permanentemente rodeado de 10 o 12 policías armados, con las
manos esposadas en la espalda y sentado en una silla. Pasó unas 13 horas
en esa posición, y durante ese tiempo sufrió insultos, empujones y
patadas por parte de los policías, cada vez que se adormecía debido al
cansancio y a la debilidad fruto de la huelga de hambre iniciada el día 5
de octubre. Por lo visto el trato que recibió de los médicos no ha sido
mucho mejor. No se han ocupado mucho de él, y además ha tenido que
soportar la burlas de alguno de ellos. Carlos al no fiarse de ellos se
negó a que le hicieran ningún tipo de prueba, ya que pensaba que le
pondrían suero, y eso significaría romper la huelga, cosa que no quiere. Al día siguiente, sobre las diez de la mañana, fue trasladado a otro
hospital, donde se presentó uno de los abogados que le aconsejo que se
hiciera las pruebas, que era algo bueno y que le podían servir para su
defensa. Sobre las tres de la tarde fue llevado de vuelta a la cárcel. No
le han dejado en el hospital porque se ha negado a que le pusieran el
suero. Al enterarse los compañeros anarquistas griegos de lo que sucedía
varios militantes se concentraron en la misma puerta del hospital,
haciendo pintadas, repartiendo panfletos, colgando pancartas de
solidaridad e informando a los medios de comunicación”.
Solidaridad internacional

Las muestras de apoyo a los presos antiglobalización de la contracumbre
griega, han sido amplias y variadas, aunque todavía insuficientes. Pues
muchos consideran que la represión sobre estos compañeros representa una
persecución criminalizadora, tanto del movimiento libertario, anarquista,
como en general de todos los movimientos sociales reivindicativos y
antiglobalización. En este sentido, se produjeron algunos llamamientos
-más bien escasos y poco reiterados- de individualidades, colectivos y
agentes sociales, culturales y políticos, que participan en la lucha
antiglobalización, para lograr la libertad de los compañeros. Sin
embargo, las iniciativas más importantes y continuadas tienen como
protagonista el movimiento libertario. Se han convocado manifestaciones en diversas ciudades europeas, como
Berlín Copenhague, Milán, Amsterdam, Tesalónica, Atenas, Graz, Londres,
Herakleion, San Francisco ..., así como en un gran número de ciudades y
pueblos del estado español, entre otras, en Barcelona, Valencia, Madrid,
Aranjuez, A Coruña, Baracaldo, Zaragoza, etc. Además ha habido acciones de protesta, charlas, proyecciones, conciertos,
jornadas temáticas... para dar a conocer la situación de estos
compañeros, en multitud de locales. En Aranjuez (de donde Carlos Martínez es vecino) el pleno del
ayuntamiento ha aprobado una moción que pide (por unanimidad) la
excarcelación de los presos. El Foro Social de Salamanca, ha pedido por unanimidad la excarcelación de
los detenidos. Gaspar Llamazares (Coordinador General de IU) ha escrito a diversos
diplomáticos, entre ellos al cónsul español en Atenas, y políticos (Ana
de Palacio, Ministra de AA.EE.) pidiendo la libertad inmediata de los
compañeros presos. Amnistía Internacional, ha aceptado investigar las denuncias por torturas.
Ha sido admitida a trámite una demanda ante el Tribunal Europeo de
Derechos Humanos de Estrasburgo.
En Londres, las acciones se suceden día tras día, la última, fue el
despliegue de una pancarta de 14 metros desde Tower Bridge.
Ayuno solidario en Madrid

Una Asamblea de Apoyo a los presos de Tesalónica, organizada en el Ateneo
Libertario de Villaverde (Madrid) viene celebrando en la capital, desde
el 7 de Octubre, ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores (Pza.
de las Provincias), un ayuno rotativo, en solidaridad con los huelguistas
y, sobre todo, para difundir su situación. Actualmente, el ayuno solidario continúa en el mismo lugar, apuntándose
decenas de personas a los turnos establecidos de 24 horas. Un tenderete
adecuado permite recoger firmas y explicar la situación a cientos de
personas que a diario pasan por la plaza y muestran su interés. Todos los viernes se organiza una concentración a las siete de la tarde.
A la inicial Asamblea de Apoyo del Ateneo Libertario de Villaverde se ha
sumado ahora otra Asamblea en Madrid centro, coordinándose entre ambas
las acciones solidarias.
Barcelona: cierre de las entradas al Metro

Dos jóvenes, Oriol C.J., de 24 años y Marianina T.M., de 18 años. han
sido arrestados el 3 de noviembre como presuntos responsables del cierre
de 70 bocas del Metro de Barcelona con silicona y clavos. Después,
lanzaron panfletos contra las detenciones efectuadas en la manifestación
antiglobalización de Salónica (Grecia), con el texto “No estamos solos.
Las puertas del metro cerradas en solidaridad con los presos de Salónica
detenidos en Grecia en la cumbre europea de junio de 2003. Libertad
inmediata”. El acto de protesta afectó a estaciones de todo el área metropolitana de
Barcelona y de la propia ciudad (el Metro tiene un total de 113
estaciones) y desde las 3.40 horas empleados de Transportes
Metropolitanos de Barcelona (TMB) han trabajado para permitir el acceso a
las estaciones. Los viajeros sólo se han visto afectados por los cierres
durante una hora y media.
La necesaria solidaridad

Una huelga de hambre llevada a cabo por personas presas puede resultar
terrible si al otro lado de los muros no se plantea una situación de
conflicto intolerable para el poder. Y esto es lo que debe intentar el movimiento libertario y
antiglobalización, hasta lograr la libertad de todos los compañeros:
Carlos, Dimitris, Fernando, Mijalis, Simón, Spiros y Suleimán.




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center