A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) Murió Marcelo Bouzas, militante del MTD de Lanús

From "Repique" <repique@infovia.com.ar>
Date Sat, 22 Mar 2003 03:43:24 +0100 (CET)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________


A los compañeros y amigos del MTD:
Murió Marcelo Bouzas, militante del MTD de Lanús.

¡Estamos meados por los perros, todas nos pasan a nosotros! – se lamentó
Carlos el rengo, con bronca, mientras estábamos en el Hospital a la
espera de una evolución milagrosa. Enseguida razonamos que todas no, que
los compañeros de Varela hace dos semanas vienen de enterrar a un pibe
que asesinó el gatillo fácil de un custodio, y que en cada vez más
pueblos del interior se velan a nenitos muertos por desnutrición. Es que
estamos viviendo una situación de mierda –nos pusimos de acuerdo- en
donde morirse es cada vez más fácil. Y como ante cada nueva desgracia,
repasamos mentalmente los nombres de los compañeros, militantes del
movimiento, que quedaron en el camino: Silvio y el Cholo por HIV, Darío
por la decisión criminal de este gobierno, Rosa que murió de cáncer.
Pero el cancer y el HIV ¿tienen que ver con la situación de mierda que
estamos viviendo, me pregunto? Sí que tiene que ver. Las enfermedades
son más crueles y letales entre los pobres, y para un desocupado de
Monte Chingolo, o de La Matanza o Tartagal, es imposible seguir un
tratamiento que permita un hilo de esperanza ante la desgracia.

Marcelo tenía 35 años y tres hijas. Vivía y militaba en el barrio La Fe,
donde con sus vecinos había ocupado y conquistado los terrenos con los
que muchos compañeros se ganaron a fuerza de lucha el derecho a tener una
vivienda digna. “Marcelo, cuerpo hercúleo moldeado por los trabajos
duros, gruesos bíceps tatuados”, lo describió Hernán Lopez Echague en su
libro “La política está en otra parte”, cuando lo conoció en una de sus
visitas al barrio. En los últmos meses la quimioterapia lo tenía muy
debilitado; tenía cáncer de próstata, y hacía lo posible por no perder el
tratamiento. Pero no siempre tenía las monedas para viajar al Hospital en
la Capital, y cuando las tenía, su prioridad exclusiva eran las nenas de
11 y 9 años: la comida para la noche o las zapatillas para el colegio. El
sí podía estar mal alimentado y mal descansado por intentar alguna
changa, aunque eso lo debilitara aún más: pero a las nenas no debía
faltarles nada. El martes, cuando fuimos a cortar el puente Pueyrredón
para reclamar que incorporen a los planes de empleo a unos pocos
centenares de desocupados que ni siquiera cobran los miserables 150
lecops, Marcelo no quiso faltar. Nunca quería faltar. En el viaje hasta
Avellaneda, metros antes de llegar a la estación Sarandí, perdió el
conocimiento y cayó del tren desmayado, como una bolsa de papas; golpeó
con la cabeza de lleno sobre las piedras.

El miércoles a la mañana nos convocamos todos los compañeros en asamblea
para conocer las novedades del Hospital, que no eran buenas. Entonces
Martina recordó que el día anterior, ya antes de salir del barrio, ella
lo vio mal, y le dijo que mejor se quedara. Pedro agregó que el mismo
Marcelo le había dicho, mientras ajustaban los parches de los bombos, que
estaba medio descompuesto. Le preguntamos a Martina qué le había
contestado él cuando ella le sugirió que se quedara: “Dijo que no, que él
iba a ir, porque en la asamblea cuando se votó había levantado la mano, y
eso era como dar su palabra”.

El reproche hacia todos, sentido y severo, vino unos segundos después del
silencio, de otra voz de la asamblea: “Parece que, como con Darío,
tenemos que esperar estas desgracias para valorar a los compañeros que
tenemos”.

Su familia, además de su compañera Ana y las nenas, se completa con un
hermano mayor. No sabían si podrían velarlo, porque hasta el día del
cobro del Plan ni Ana ni el hermano tendrían ni siquiera un peso, en
sentido literal. Desde el Movimiento, como otras veces, tomamos el
compromiso de despedirlo con dignidad, coherente con la forma en que
Marcelo eligió vivir compartiendo sus luchas con nosotros. Vamos a
velarlo en el Salón Comunitario del Barrio La Fe. Con la colecta entre
vecinos y compañeros calculamos cubrir la mitad de los 765 pesos que sale
el sepelio. Muchos de los amigos del MTD que lo conocieron y se enteraron
del accidente, nos hicieron llegar su preocupación por su estado de salud
en estos días. Algunos que reciban el mensaje a tiempo podrán acercarse,
y algunos menos, tal vez, colaborar con la colecta. La dirección del
Salón Comunitario es Condarco 158, Barrio La Fe, Monte Chingolo, Lanús.
Allí estaremos durante todo el día de hoy despidiendo a nuestro compañero
y amigo.

Por Trabajo, Dignidad y Cambio Social

MTD Lanús en el MTD Anibal Verón




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center