A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) TIERRA Y LIBERTAD; JULIO DE 2003: ¿Todas putas?

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Sun, 6 Jul 2003 07:11:15 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________


¡Qué follón se ha montado con el libro "Todas putas" de Hernán Migoya! (¿o
sólo ha sido por su publicación en la editorial del Instituto de la
Mujer?). Acusaciones de "apología de la violación" (El Corte Inglés
anunciaba el libro con este estremecedor comentario: "¿Por qué sale más a
cuenta hacerse violador que ligón de discoteca?") frente a manifiestos en
contra de la censura y la nueva Inquisición (firmado por escritoras como
Elvira Lindo). Como siempre, los medios de comunicación nos engañan y sólo
nos ofrecen una parte de la verdad. Para empezar, no se ha difundido el
texto del cuento (para que todos pudiésemos juzgar por nosotros mismos),
que empieza así: "Ahora todos los negros son buenos y todos los maricones
unos seres muy simpáticos, a ver si la sociedad esta se reúne y decide de
una vez que no todos los violadores somos mala gente (...) Siempre será
mejor violar a una mujer y dejarla viva, que violarla y matarla. Yo no
sería capaz de matar a una mujer, no tendría estómago para ello. Pero
violarlas, les aseguro que no me produce ningún remordimiento"; y finaliza
así: "Eso sí, las mujeres son todas unas putas. Seguro que ustedes lo han
pensado también alguna vez, ¿verdad? ¿Lo ven? Entonces estamos todos de
acuerdo". Claro, que no es el único relato políticamente incorrecto del
libro; en "Porno del bueno" un adulto va a buscar a una niña a la escuela
para después violarla mientras, entre lágrimas, le pide: "No se lo digas a
mamá, mi vida".Tampoco nos han permitido leer las explicaciones del escritor, Hernán
Migoya, quien reconoce que su cuento "es una apología a la violación, pero
desde el punto de vista del personaje, que por suerte no soy yo. Es un
relato satírico sobre un violador que quiere que se reconozcan sus
derechos. Todo el libro, de hecho, trata sobre los monstruos que tenemos
dentro. Intento entender si queda algo que yo pueda tener en común con
ellos". Continua el autor deleitándonos con sus opiniones: "En el fondo
hago una apología de la mujer. El tipo de mujer que yo defiendo es... no
sé si decir agresivo pero sí individualista. Las únicas mujeres con las
que me siento identificado son aquellas que saben utilizar al hombre: para
mí, puta es un concepto positivo, y admiro a las mujeres que usan su
sexualidad y su inteligencia para llegar a donde quieren, es el tipo de
mujer que yo defiendo. La mujer puede manipular al hombre como quiera, y
eso está bien. No sé por qué ellas piden que se las respete por cosas que
yo encuentro tan poco interesantes".Además, sostiene que la controversia le ha favorecido ("Me han convertido
en un escritor de éxito"). El autor explica sin complejos la génesis del
libro, nacido de un encargo personal de Miriam Tey, que leyó en Internet
el relato "El violador", le encantó, y le dijo: "Quiero un libro entero
así". A pesar de lo cual, Migoya defiende a su editora, a la que califica
de "más progresista que todos los partidos que la critican" y "una de las
personas más brillantes que he conocido jamás".A mí, personalmente, la opinión que más me ha gustado ha sido la de Juan
José Millás (aunque no es precisamente santo de mi devoción), en su
columna de El País titulada Misoginia: "Si la discusión respecto a Todas
putas es si debe prohibirse su publicación, conviene apresurarse a
manifestar que no. Pero tampoco debe prohibirse el derecho a criticar el
libro ni a poner en evidencia el entorno político de su editora, que,
quizá por una coincidencia desgraciada, se ha mostrado históricamente
tibio a la hora de condenar la violencia de género. Resulta increíble que
el hecho de mostrarse en desacuerdo con un libro se interprete a estas
alturas como un apoyo a la práctica de la censura. Es evidente que la
actividad editorial, como la pesca, la caza, el bricolaje o la jardinería,
no debe tener otros límites que los que marca la ley. Se me ocurre un
ejercicio de ficción tan defendible como los que aparecen en Todas putas:
supongamos que un simpatizante de ETA publicara un cuento cuya acción se
redujera al asesinato de concejales del PP y del PSOE por parte de su
protagonista. Imaginemos que el autor calificara de muy sano el odio a
estos partidos políticos. Puestos a suponer (no es fácil, pero hagamos un
esfuerzo de imaginación), supongamos que el cuento fuera tan malo como El
violador, de Migoya, y que tuviera la misma complejidad moral, o sea,
ninguna. No vamos a llevar el ejercicio de ficción al extremo de que el
editor del cuento fuera ministro del Interior, por miedo a resultar
inverosímiles y para que no nos tachen de delirantes. Hagamos ahora el
mismo ejercicio imaginario con un nazi que publicara un libro de cuentos
cuyos protagonistas gasearan judíos; con un racista cuyos personajes
asesinaran negros; con un homófobo en cuyos relatos se maltratara a los
homosexuales... ¿Seríamos tan solidarios con el terrorismo de ficción y el
nazismo de ficción y el racismo de ficción y la homofobia de ficción como
con la misoginia de ficción? Lo dudo. El problema es que mientras no nos
demos cuenta de que las mujeres son al misógino lo que el español al
etarra y lo que el judío al nazi y lo que el negro al racista y lo que el
homosexual al homófobo, es decir, mientras la misoginia no nos produzca el
mismo espanto que el terrorismo, el nazismo, el racismo y la homofobia,
las mujeres continuarán cayendo como moscas (cincuenta, casi, en lo que va
de año)".Besitos para todos.

Antonio Arbeig




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center