A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ All_other_languages _The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) ¡NO OFENDAN A ALGUIEN DE NUESTRA FAMILIA!

From Worker <a-infos-ca@ainfos.ca>
Date Tue, 7 Jan 2003 17:51:01 -0500 (EST)


 ______________________________________
        AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
           http://www.ainfos.ca/
       http://ainfos.ca/index24.html
 _______________________________________




[del semanário anarquista La Campana]

Un bastonazo justiciero frente a una Justicia Violenta y un
Orden brutal
En 1887, un esbirro gubernamental, de nombre
Lucas, había disparado contra Louise Michel, sin que
afortunadamente llegase a matarla. La conocida anarquista,
que había sobrevivido al horror de la represión
desatada por el gobierno monárquico contra los militantes
de La Comuna y a las temibles instalaciones de las
colonias penitenciarias en Caledonia, perdonó al autor
del atentado, por considerarlo, a él también, una víctima
del sistema capitalista y la corrupción moral propia de
los sistemas estatales y jerarquizados.
Cuando la noticia de estos hechos llegó a Portugal
se desató una cierta polémica en la prensa política de
la época, aunque prácticamente todos -excepto, lógicamente,
los anarquistas y unos pocos socialistas- justificaban el intento 
de asesinato de tan “temible revolucionaria”.
Uno de los que más se distinguió en esta exaltación del crimen
de estado fue el diputado monárquico Manuel Pinheiro Chagas.
El 25 de enero de 1888, el parlamentario escribió en el periódico
“O Reporter” un artículo infame.
No se limitó a justificar al asesino frustado, sino que redactó
un libelo insultante en que se acusaba a Louise Michel de 
marimacho, contra la que estaría exculpado cualquier “gendarme 
si le levantaba las faldas y propinaba dos puntapiés en el trasero, 
como lo haría a cualquier maleante macho que se hallase en las 
mismas condiciones”.
Los anarquistas portugueses no quisieron tolerar
semejante ultraje, que sin combatir con razones la ejemplar
lucha de los parias parisinos (en la memoria de todos
estaban las “manifestaciones del hambre” en París, a
cuyo frente estaba Louise Michel), insultaba y trataba de
denigrar una figura admirada por todos los oprimidos del
mundo.
Manuel Joaquim Pinto era un anarquista, redactor
del periódico lisboeta “Revolución Social”. Hombre
de genio exaltado y carácter impulsivo, sintió la ofensa a
Louise Michel como si fuese mordedura en propia carne.
Sin pensarlo dos veces, se dirigió desde la redacción del
periódico, dónde había leído el artículo de Pinheiro Chagas
hacia el Parlamento, esperando encontrar al infame.
Pero como éste no estuviese allí, volvió el anarquista
sobre sus pasos. Quiso la casualidad que al poco tiempo,
estando Joaquim Pinto con unos amigos repartiendo el
periódico, se topase frente a frente al parlamentario. Se
entabló entre ambos un agresivo diálogo, que terminó al
descargar Joaquim Pinto sobre el diputado un fuerte
bastonazo. De inmediato el exaltado anarquista fue
detenido y encarcelado.
Aunque el político monárquico no resultó herido
de consideración, los periódicos monárquicos, republicanos
y socialistas, clamaron venganza contra los “anarquistas”
(a los que se hacía genéricamente responsables
de la agresión), a los que había que perseguir y exterminar,
declarándoles una “guerra
a muerte”.
Y efectivamente, las autoridades declararon la guerra a
los anarquistas. El bastonazo de Manuel Joaquim Pinto excusó
 la invasión de decenas de domicilios de anarquistas y la 
detención de dirigentes de las sociedades obreras.
Las redacciones de periódicos anarquistas y las imprentas
fueron asaltadas por la policía, extendiéndose la represión a todo
Portugal. La redacción de “Revolución Social” en la calle S. Sebastián
de Oporto fue saqueada por la policía. La campaña fue tan brutal
que llegó a conocerse en Francia.
Louise Michel, angustiada por las noticias que le llegaban desde
Portugal, escribió a sus compañeros para que nadie arriesgase 
su libertad por defenderla de injurias y despreciasen las infamias 
de esas gentes insultadoras “como se deja soplar el viento”.
Cinco meses después tuvo lugar el juicio por el
bastonazo. La sentencia fue brutal: Año y medio de prisión,
enseguida aumentada a dos años, aunque no dejarán salir de
la cárcel a Joaquim Pinto hasta el 15 de marzo de 1893.
Sin embargo, pese a su ferocidad, la campaña de
intimidación desatada contra las ideas anarquistas apenas
logró su objetivo final. La movilización impulsada por los
ácratas en defensa de Manuel Joaquim Pinto y los compañeros
perseguidos, extendió el pensamiento libertario
en Portugal, alcanzando lugares y poblaciones que hasta
esa fecha desconocían completamente el ideal revolucionario
anarquista.

M. Genofonte


*******
   ****** Servicio de noticias A-INFOS *****
 Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
                                    unsubscribe a-infos
                                    subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)




A-Infos Information Center