A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ All_other_languages _The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) Irak, Petróleo y la hegemonía mundial de los Estados Unidos (por

From Worker <a-infos-ca@ainfos.ca>
Date Mon, 24 Feb 2003 23:47:59 +0100 (CET)


Secr. AIT)
Mientras millones de personas en todo el mundo se han
manifestado este fin de semana contra una posible guerra contra
Irak a iniciativa de la “coalición de los complacientes”
liderada por los Estados Unidos, parece que el Presidente George
W. Bush está decidido a hacer esta guerra, no importa a qué
precio. El Secretario de Estado Collin Powell ha dicho que los
Estados Unidos pueden dar a Irak un máximo de dos semanas. Los
Estados Unidos saben que el ataque decisivo debe comenzar tan
pronto como sea posible, antes de la llegada del cuen tiempo en
abril.
Sender: worker-a-infos-ca@ainfos.ca
Precedence: list
Reply-To: a-infos-ca

 ______________________________________
        AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
           http://www.ainfos.ca/
       http://ainfos.ca/index24.html
 _______________________________________


Ganar esta guerra es extremadamente importante para los Estados
Unidos. Su meta es, claramente, montar un escenario de “victoria
rápida” que dure tan sólo uno o dos meses. Este escenario se
parecería a la Guerra del Golfo I, la Guerra de Kosovo y la
Guerra de Afganistán. Implicaría algunas combinaciones de
estrategia y suerte en las que Saddam Hussein y sus
lugartenientes fueran capturados o muertos, las fuerzas de
tierra iraquíes
se rendirían prontamente, y la presencia de las fuerzas
estadounidenses impediría que estallara el desorden civil en el
sur, rico en petróleo, o en las regiones kurdas.

Este escenario permitiría a los Estados Unidos cumplir con sus
metas. El pasado 6 de Agosto, un miembro anónimo de la
Administración USA dijo al Washington Post que “el camino para
todo el Oriente Medio pasa por Bagdad”. Sólo tenemos que mirar
el mapa. Teniendo tropas en Irak, en Turquía, en las antiguas
Repúblicas Soviéticas al Norte y en Afganistán al Este, las
tropas estadounidenses rodearían completamente a Irán, estado
del “Eje del Mal”.

También conseguirían acceso a los enormes campos petrolíferos de
Irak que poseen la segunda reserva más importante de petróleo
del mundo. Colin Powell ha dicho que el petróleo de Irak será
“mantenido en confianza para el pueblo iraquí”, pero no dijo
nada sobre quien será pagado por extraer el petróleo del suelo y
donde irá este después.

Parece un asunto de seguridad nacional el no hablar de petróleo
en el conflicto iraquí. Ello se debe parcialmente a que el
cambio de régimen beneficiaría a las compañías petrolíferas de
Estados Unidos y Reino Unido, mientras que, si el régimen
sobrevive, los pozos de petróleo serán perforados por las
compañías rusas, chinas, francesas e iraquíes. Pero
principalmente, tiene que ver con otro vecino de Irak, Arabia
Saudita.

Arabia Saudita es la mayor nación productora y exportadora de
petróleo y tiene las mayores reservas de crudo en el mundo. La
producción petrolífera es muy barata. De ser un aliado de los
Estados Unidos, con un reino autocrático capaz de ajustar la
producción de petróleo arriba o abajo de acuerdo con las
cambiantes necesidades americanas y de la economía mundial,
Arabia Saudita se ha convertido en un socio inestable y en el
que no se puede confiar. Como nación líder de la OPEC ha
dependido, como las otras naciones de la OPEC, de los
relativamente altos precios del petróleo para mantener su
población en rápido aumento dentro de un clima de paz social.
Esto no encaja con los planes que tienen los USA de incrementar
su dependencia de la importación de petróleo y, por esta razón,
bajar los precios.

Un escenario exitoso de “victoria rápida” posibilitará al
previsto régimen iraquí controlado por los Estados Unidos,
aumentar la producción de petróleo y, de esta forma, reducir los
precios mundiales del petróleo. Después Arabia Saudita tendrá
que producir más petróleo para cumplir con sus objetivos de
ingresos por petróleo. Esto llevará al reino a invertir más en
la industria petrolífera, lo que de nuevo se reducirá a que las
grandes compañías petrolíferas occidentales inviertan y tomen el
control de los campos de petróleo saudíes.

El resultado sería la Gran Meta de los Americanos dirigiendo el
espectáculo en Irak y Arabia Saudita. Presiones militares,
económicas y diplomáticas suficientes podrían ejercerse para
implementar un golpe de estado al estilo latinoamericano para la
división de Arabia Saudita y para dibujar un nuevo mapa de todo
el Oriente Medio. Estos planes de división han sido delineados
por el miembro del Parlamento por el Partido Laborista Británico
George Galloway.

Si los Estados Unidos triunfan con este escenario, no
simplemente se están asegurando sus propias necesidades
presentes y futuras de petróleo, sino también el control de los
competidores como Francia, Alemania, Rusia y China. Francia,
Rusia y China ven que sus propios proyectos petrolíferos son
expulsados del Oriente Medio, los Estados Unidos no solamente
mantendrán, sino que reforzarán esta hegemonía. Este paso muy
importante por parte de los Estados Unidos, viene por añadidura
a estrategias que
hemos visto en los años 90 y hasta hoy día. Las expresiones de
“Vieja” y “Nueva” Europa vienen de esta política de divide y
vencerás.

La política estadounidense ha sido la de enfrentar a Francia y
Alemania entre sí, de forma que ninguna de ellas domine Europa.
Gran Bretaña, España e Italia han cooperado –tal como ha hecho
el eje Blair-Aznar-Berlusconi (BAB), en la flexibilización del
mercado de trabajo de la Unión Europea y apoyan hoy día a los
Estados Unidos en el conflicto de Irak. Los Estados Unidos han
mostrado a Europa, en la Guerra de los Balcanes, –
especialmente a Francia y Alemania, que ellos son el poder
militar más fuerte. Los Estados Unidos, con su política de
ampliar la Unión Europea y la OTAN, y al implementar su
influencia en un corredor de países del Este Europeo y de Asia
Central y Oriental, han reducido la influencia de Alemania,
Francia, Rusia y China.

Los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 hicieron
posible a los Estados Unidos el poner en práctica muchos de
estos planes. El próximo movimiento para empezar una guerra
contra Irak es para cumplir con el objetivo de controlar todo el
Oriente Medio, pero muchos de los resultados dependerán de lo
que pase con la guerra contra Irak, y esto hace necesario mirar
otro escenario de guerra. Los Estados Unidos no sólo han
delineado un montaje de “victoria rápida”, sino también uno
titulado “conflictos prolongados y resultados sucios”. (Esto
será tratado en la parte II).


Oslo, 16 de Febrero de 2003.

Secretariado de la AIT





*******
   ****** Servicio de noticias A-INFOS *****
 Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
                                    unsubscribe a-infos
                                    subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center