A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ All_other_languages _The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) Uruguay: Por la Libertad y el Socialismo, organizarse para luchar!

From <olcimarron@hotmail.com>
Date Wed, 12 Feb 2003 15:47:38 -0500 (EST)


 ______________________________________
        AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
           http://www.ainfos.ca/
       http://ainfos.ca/index24.html
 _______________________________________


LA ORGANIZACIÓN LIBERTARIA CIMARRÓN ENVÍA UN SALUDO REVOLUCIONARIO E
INTERNACIONALISTA A TODAS LAS ORGANIZACIONES HERMANAS QUE ESTÁN LUCHANDO
EN  OTRAS TIERRAS

Nuestro compromiso con la historia:

Muchas y muy ricas han sido las experiencias de lucha llevadas adelante
por  distintos pueblos en la historia latinoamericana. En nuestra tierra
(Banda  Oriental y luego Uruguay), fueron los criollos rebeldes, los
indígenas, los  afroamericanos, gauchos, peones y matreros, en su lucha
de liberación,  quienes dieron valiosos ejemplos de resistencia contra el
opresor  colonialista y los criollos serviles.
A lo largo y ancho de la tierra entorno al Río de la Plata se organizaban
 estos rebeldes cimarrones para combatir la injusticia. Dice la historia
que  "aparecían en el momento menos esperado para golpear al opresor y se
 desvanecían como pájaros...". Estas tempranas prácticas de la guerra de
guerrillas fueron los primeros atisbos de redención organizada que
conoció  la historia de la insurrección oriental, que luego fue
incorporando nuevos  legados. Es de esta historia de lucha -que aún está
por resolverse- de donde  la organización toma su nombre. Es esta
historia de rebeldía colectiva  contra la injusticia la que nos
comprometemos a continuar, dedicando a ello  todos nuestros esfuerzos.


Porque nunca mueren los que luchan, aquí estamos hemos vuelto a nacer:

La gestación de nuestro proyecto se dio en el fragor de la lucha de
mediados  de los ´90. Militantes estudiantiles, jóvenes trabajadores,
compañeros y  compañeras fuimos armando una y otra vez espacios desde
donde quebrar la  resignación y el descompromiso que se nos ofrecían como
única vía.  Conflictos estudiantiles y sindicales de los que participamos
o apoyamos,  nos fueron mostrando la necesidad de articular fuerzas
dispersas. Los  enfrentamientos del Hospital Filtro en el ´94, donde una
manifestación  pacífica de solidaridad con ciudadanos vascos extraditados
fue baleada por  la policía, nos enseñó el rostro descarnado de la
represión que llegaba  hasta la muerte. Comenzamos en el ´95 a construir
un espacio para nuestra  propia voz, y desde el cual poder multiplicar
las voces de la lucha popular,  editando el Periódico libertario
Barrikada. Conocimos la amargura de la  caída de compañeros que, del otro
lado de fronteras, pero del mismo lado de  la lucha, resultaban víctimas
de la represión.
Edificamos nuestra experiencia sobre el terreno de las luchas sociales,
de  los conflictos que estallan por la agudización de las contradicciones
de  clases. Así, fuimos creciendo, encontrándonos una y otra vez,
peleando codo  a codo, marchando bajo los duros vientos de la arremetida
neoliberal y a  contrapelo de los profetas del fin de las ideas.
Comprendimos que nuestras  fuerzas y voluntades requerían consolidarse en
herramientas capaces de  resistir el brutal retroceso ideológico de fin
de siglo y prepararnos para  dar la pelea frontal y desde abajo junto a
nuestro pueblo.
Nuestra afinidad de ideas, ratificada por la práctica en común, nos
impulsó  a embarcarnos en un proceso de construcción de acuerdos
ideológicos,  políticos y estratégicos para potenciar así un accionar
revolucionario en  forma organizada. Este proceso -que nos llevó casi dos
años- finalizó el 12  de julio de 1998, fecha de fundación de la
ORGANIZACIÓN LIBERTARIA CIMARRÓN  (OLC).
En esta tierra de rebeldes cimarrones, de combatientes por la libertad
hasta  la muerte, sumamos con éste, nuesto proyecto, una expresión más a
la lucha;  una voz que se une a las que desde el pasado y en el presente
dicen: sólo el  pueblo marcará su camino!


Nuestra concepción de la organización política

Creemos que la organización política  es una herramienta insustituible en
el  proceso de lucha que llevan adelante los oprimidos. Una herramienta
más que  -junto a otras, todas necesarias e importantes- nace y se
desarrolla al  fragor de una lucha popular a la que debe aportar todas
sus fuerzas. Somos conscientes -al repasar la historia de los oprimidos,
la más antigua y  la más cercana- del amplio legado de luchas que
encontramos todos quienes  pretendemos transitar por un camino
revolucionario. Creemos también que hoy  el anarquismo -como parte de ese
legado- mantiene validez en tanto sus  diversas categorías teóricas y su
accionar sea el resultado de un profundo y  constante análisis de la
realidad concreta en la cual se desarrolla la  práctica; y en tanto
también, se esté dispuesto a asumir las contradicciones  que surgen al
desarrollar una lucha política en el marco de una sociedad  contra la que
se combate y no como la que se propugna.
Asumiendo entonces, esta responsabilidad histórica que nos compete asumir
a  todos quienes buscamos la revolución social, hemos visto necesario
transitar  un proceso de acumulación de fuerzas a nivel popular marcado
por una clara  definición de clase. Manteniendo la mayor amplitud hacia
todas las  orientaciones políticas que desde el seno de la clase oprimida
propugnan un  cambio revolucionario, y ofreciendo en todos los niveles un
combate sin  tregua a la clase opresora.
En base a nuestros lineamientos políticos y nuestro estilo militante,
buscamos colectivamente las herramientas que aporten a revertir las
injusticias. Lo hacemos desde todas nuestras fuerzas desplegadas en los
diversos frentes de lucha: desde organizaciones barriales, estudiantiles,
 sindicales, por derechos humanos. Propiciando instancias de
participación  que atienden las necesidades que tanto nos aquejan a los
de abajo,  instancias donde se gestan respuestas  colectivas desde los
propios  interesados ante problemas concretos, instancias que representan
gérmenes de  poder popular y elementos dinamizadores de la lucha.
Así desarrollamos trabajos sociales en radios comunitarias, centros
sociales, comedores populares, centros estudiantiles, ámbitos de defensa
de  los derechos humanos y contra la impunidad, sindicatos, etc.
Procurando  desde la organización política aportar fuerzas militantes y
orientaciones  políticas que serán evaluadas en la práctica misma de la
lucha desarrollada  desde estas expresiones de organización social de la
clase oprimida.  Buscando fortalecer la capacidad de acción del
movimiento popular, elevar  los niveles de lucha, promover la
organización y la acción directa a todos  los niveles, avanzar en
formación y elaboración,  alentar la voluntad de  lucha reafirmando con
la práctica la lealtad y el respeto ante todo  compañero y compañera.
Desde sus propias definiciones, con su propia identidad, la organización
política aporta todas sus fuerzas a la tarea de impulsar la redención
colectiva a través de la revolución; la cual es siempre, obra de todo el
pueblo.


Algunas características de la realidad concreta en que nos toca operar:

Son momentos difíciles para la clase oprimida. Situación de relativa
debilidad, con confusión y desorientaciones que campean en nuestra gente
y  que forman parte de un rédito ideológico acumulado por una clase
capitalista, la cual desarrolla hoy una brutal ofensiva estratégica. Esta
 ofensiva, que procura fortalecer el ordenamiento mundial vigente con un
avance de las posiciones imperialistas en el campo económico y político,
se  combina  con un encorsetamiento de la subjetividad, imposición de
estructuras de pensamiento, que llevan a no divisar alternativas fuera
del  horizonte del actual sistema.
Solo teniendo ésto en cuenta se puede explicar cómo en un momento
histórico  en donde la lucha popular encuentra tantas condiciones
objetivas para su  desarrollo, con un capitalismo que como nunca antes
diezma a la humanidad,  que en su versión neoliberal arroja millones y
millones de personas a la  exclusión y la extrema pobreza, nos
encontramos en una coyuntura donde la  lucha que tiene como posible
evolución en lo inmediato la afirmación del  capitalismo y un histórico
retroceso para los oprimidos.
En este sentido gran parte de la responsabilidad histórica recae sobre la
 propia izquierda. El avance ideológico del capitalismo en el fin de
siglo  fue asumido de formas distintas, y no faltaron las expresiones que
desde la  izquierda promovieron aceptar las reglas de juego, propusieron
actualizaciones-adaptaciones, hablaron de descartar errores y con ellos
descartaron principios.
Somos hijos de una gran crisis, y quien no la asuma la está disfrazando;
por  ello es deber de todas las organizaciones de intención
revolucionaria  desentrañar los caminos a transitar con el objetivo de
habilitar una  reversión profunda en la correlación de fuerzas a favor de
los oprimidos.


Ubicación de la OLC en el espectro de la izquierda:

Nuestra organización se define como una organización política de
intención  revolucionaria. Hoy por hoy en el espectro político de la
izquierda, vemos  con preocupación e indignación, que algunos sectores
que en un momento  tuvieron como cometido en su accionar político el
promover cambios  estructurales en el orden vigente, se han ido acoplando
a las prácticas  parlamentarias dejando por el camino todo indicio de
carácter
revolucionario. Sin embargo hay sectores políticos, que perteneciendo o
no a  la corriente político-ideológica de la OLC, se presentan como una
alternativa real de lucha. Dentro de ese espectro de la izquierda es que
ubicamos nuestra propuesta política. Sabemos que para fortalecer las
organizaciones sociales de la clase oprimida, y sacarla del vaciamiento
ideológico y la debilidad que sufre, es necesario mancomunar fuerzas.
Como  organización política, la OLC está dispuesta a trabajar con
organizaciones y  sectores políticos que apunten a promover cambios
radicales en el  ordenamiento social, basando siempre el accionar
conjunto en la solidaridad,  la responsabilidad y el apoyo mutuo, y en
tanto la práctica política lo  ratifique como posible.


Nuestra concepción del internacionalismo:

El internacionalismo ha sido históricamente un eje sobre los que ha
transitado la lucha revolucionaria dentro de las corrientes libertarias u
 otras corrientes del socialismo revolucionario.
Entendemos nuestro internacionalismo como parte de un legado acumulado
por  décadas y décadas de lucha de los oprimidos, y que -siendo expresión
de  solidaridad- trasvasa todas las fronteras políticas que las clases
dominantes han diseñado e impuesto a los pueblos.
Este vínculo de hermandad, forjado por los pueblos en lucha, asienta su
riqueza en la diversidad de los distintos grupos humanos, su fortaleza en
 los aportes diferentes, característicos y particulares de cada uno de
ellos.  Por lo tanto la concepción internacionalista es contraria a la
uniformidad  cultural promovida por los centros internacionales de poder,
donde la "unión  de los pueblos" equivale a la hegemonización de la
opresión.
Por ello, no hay proyecto revolucionario internacional que no pase por el
 desarrollo de los procesos de liberación nacional que impulsan
diferentes  colectividades humanas en su legítima lucha por
independizarse política,  económica y culturalmente. Lucha de cada pueblo
que, en la búsqueda por  determinar su propio destino, empleará los
medios que considere necesarios,  según su desarrollo histórico concreto
y la coyuntura nacional e
internacional.
Sin embargo, debemos dejar claro que para nosotros la nación no es sino
el  espacio de origen común, el ámbito de relacionamiento social, las
características geográficas y culturales propias, su lengua, sus
costumbres,  históricamente determinadas. El combate por la liberación
nacional no deja  de inscribirse entonces en el proceso de la lucha de
clases; y formando  parte de la lucha contra la opresión, para
desenvolverse en forma total  sigue necesariamente los caminos de la
revolución social.
Consecuentemente, manifestamos nuestro rechazo a la concepción estatista
de  la nación, para la cual la constitución de la nación va unida en
forma  inseparable al establecimiento de una organización política
estatal; y el  proceso de liberación se realiza a través de la
conformación de un Estado  propio. La lucha basada en esta concepción de
la nación deja incuestionadas  las funciones coercitivas del Estado y por
tanto su papel como herramienta  aseguradora de la sociedad de clases,
con lo cual la defensa de la nación  tiende a convertirse en defensa de
la burguesía nacional.
Se trata entonces de romper los límites políticos creados por los
intereses  de las clases dominantes, buscando el mutuo fortalecimiento de
los pueblos a  través de la unión que tenga como base el respeto y la
autonomía, ya que la  igualdad se forja teniendo como medida el respeto a
la identidad de cada  colectivo social.
En nuestra concepción del internacionalismo late la convicción de que los
 intereses comunes de los oprimidos no pueden ser divididos, aislados o
fragmentados eternamente por estas fronteras impuestas a la fuerza.
Nuestra  organización pretende ser entonces una fibra más para fortalecer
el puño que  se necesita para derribarlas.


Regionalización de las luchas:

Es impensable para nosotros un proceso revolucionario descontextualizado
de  la región y del continente. La teoría stalinista del socialismo en un
solo  país ha demostrado históricamente su inviabilidad, sumando a la
crítica  teórica, la evidencia de los hechos.
Desde la OLC nos resulta de vital importancia tender lazos con
organizaciones de intención revolucionaria de otros países de la región,
del  continente y del mundo. Fomentar la discusión y el intercambio de
modo de ir  sentando precedentes para plantearnos una estrategia de lucha
prolongada de  conjunto desde los distintos países donde nos ha tocado
nacer, vivir y  luchar.
Pensar una estrategia de ofensiva revolucionaria sin apostar a la
regionalización de la lucha no sólo tiene en lo político-ideológico una
perspectiva muy limitada, sino que afronta problemas prácticos -
globalización de los ejércitos del continente, etc.- que por su dimensión
la  presentan como destinada al fracaso. Para nosotros, el éxito de un
proceso  revolucionario en Uruguay requiere que también se triunfe en
Argentina, en  Brasil y en el resto de países de la región y el
continente; y que a la vez  se tenga una fuerte articulación y respaldo
de los movimientos
revolucionarios a nivel mundial.
No sólo hay que crear muchos frentes de lucha de modo que la fuerza del
enemigo de clase no recaiga toda sobre un solo punto, sino -sobre todo-
pensar los pasos propios como parte de un camino que se transita
conjuntamente.


Un gran desafío planteado:

En nuestro 2° Congreso nuestra organización definió como impostergable
promover el relacionamiento puntual y/o permanente con organizaciones que
en  nuestra América Latina y en el mundo, levantan la bandera de la lucha
de  clases. Para lo que entendemos necesario afirmar una política de
relacionamiento internacional que en el orden político-estratégico ubica
el  vínculo regional como paso ineludible. Esta política de
relacionamiento que  busca la construcción de una estrategia y un
proyecto político del  anarquismo a nivel regional, continental y
mundial, encuentra en la  consolidación de fuertes lazos con
organizaciones que levanten la bandera  del socialismo libertario como
también otras banderas de la lucha  revolucionaria, los primeros y
necesarios pasos para superar el aislamiento  y construir una estrategia
de lucha con firme sentido internacionalista. Siendo conscientes de la
realidad mundial y en particular la
latinoamericana, y convencidos de que nuestras únicas fronteras son las
que  nos separan de los opresores, creemos necesario la lucha de conjunto
entre  quienes emprendemos un similar camino revolucionario, en tanto un
mismo  objetivo nos une. Un saludo fraternal entonces para todos aquellos
quienes  empecinadamente siguen llevando un mundo nuevo en sus corazones
y teniendo  un nuevo mundo en el horizonte.


Nuestros pasos inmediatos:

En la OLC nos encontramos actualmente en un proceso de redimensionamiento
de  la organización política que involucra múltiples aspectos. Hemos
expandido  el accionar de la nuestra organización hacia nuevas zonas del
país,  abarcando hoy no sólo su ciudad capital (Montevideo) sino también
otros  departamentos. Estamos desarrollando además un proceso de
profundización en  la elaboración del proyecto político para la actual
etapa, lo que implica  refinar definiciones estratégicas y tácticas. Como
parte central de este  redimensionamiento de la organización política
planificamos nuestro 3º  Congreso para inicios del 2003.
Recientemente hemos implementado -como herramienta concreta que nos
permita  facilitar comunicación y vínculos con otras organizaciones-
nuestra página  web ( www.nodo50.org/olc ) y su correo electrónico (
olc@nodo50.org ).  Conscientes de que todo diálogo requiere de medios
para realizase,  procuramos que éstos sean canales de intercambio útiles
para habilitar el  mutuo conocimiento.
Por último, para finalizar este primer saludo a vuestras organizaciones
-las  cuales reconocemos como hermanas- lo hacemos con nuestra consigna,
que  declarando nuestros objetivos, nos señala los desafíos:



¡POR LA LIBERTAD Y EL SOCIALISMO, ORGANIZARSE PARA LUCHAR!
ORGANIZACIÓN LIBERTARIA CIMARRÓN




Enero del 2003.
Montevideo, Uruguay.




_________________________________________________________________




*******
   ****** Servicio de noticias A-INFOS *****
 Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
                                    unsubscribe a-infos
                                    subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center