A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) [oslargentina] Como afecto el golpe de estado de 1930 a las FUERZAS ANARQUISTAS

From "OSL argentina" <oslargentina@yahoo.com.ar>
Date Wed, 20 Aug 2003 10:20:49 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________

EN LA CALLE Nº49 setiembre de 2003.

Como afecto el golpe de estado de 1930 a las FUERZAS ANARQUISTAS.

“Si las organizaciones obreras cumplieran con su deber, si existieran
para algo más que defender los salarios, a estas horas la idea de la
huelga general estaría en todos los labios proletarios como arma
invencible, más fuerte que las ametralladoras y que los cañones del
ejército” (La Protesta, septiembre 5 de 1930).

El 6 de septiembre de 1930 el primer golpe de Estado en Argentina se
convierte en un elemento estratégico para el avance del fascismo. La
dictadura del general Félix Uriburu tuvo como principal objetivo destruir
el Movimiento Libertario, al socialismo y a toda la cultura progresista
en general.

Las Organizaciones Obreras frente al golpe.

En un estudio sobre la historia del diario La Protesta, Fernando Quesada
se pregunta: “¿Una huelga general con activa resistencia, podría haber
neutralizado el golpe militar de Uriburu? [...] Lo cierto es que,
mientras La Protesta animó e insistió en la necesidad de la resistencia,
el Concejo Federal de la FORA declaró su total prescindencia frente al
golpe de Estado...”(La Protesta, una longeva voz libertaria. En Todo es
Historia, Nº83).

Era tarde, en unos días más los locales de la FORA serían ilegalizados y
clausurados y sus militantes encausados por asociación ilícita a pesar de
su pretendida prescindencia. No fue mejor la actitud de la Unión Sindical
Argentina. El 8 de septiembre –dos días después del golpe de Estado-
envió una circular a sus sindicatos adheridos en la que decía (entre
otras cosas) “Es nuestro deber llamar la atención de los sindicatos sobre
el particular y encarecerles que, bajo ningún concepto, deben comprometer
su
independencia y naturaleza prescindente, por cuestiones políticas.
Prudencia y serenidad es lo que recomendamos a todos los compañeros en
las circunstancias actuales” (Iscaro, Rubens Origen y desarrollo del
movimiento sindical argentino, Bs As, Editorial Anteo, 1958).

También la Central Obrera Argentina de orientación socialista, que no se
había caracterizado por una actitud “apolítica” dada su participación
consecuente desde su fundación en los espacios políticos abiertos por la
oligarquía gobernante hasta 1916, y en los amparados por el gobierno
radical desde esa fecha, viró hacia una posición “apolítica” y
prescindente; concluyendo que “teniendo en cuenta la situación por la que
atraviesa el país, obliga a todos a no entorpecer la vuelta a la
tranquilidad pública”. ¿de qué tranquilidad hablaría el Partido
Socialista?

Por todo el país los militantes obreros eran detenidos, torturados,
cuando no asesinados por la reacción triunfante; pero cierto es que al
Partido no le fue tan mal: dos años después, en 1932, el régimen
planificaría una salida electoral fraudulenta (por cuanto proscribía a la
UCR) en la que los socialistas se convertían por única vez en la historia
Argentina en la segunda fuerza electoral, llenando con sus representantes
la Cámara de Diputados. Incluso una escisión de mismo partido, el Partido
Socialista Independiente, prestaría al nuevo gobierno conservador de
Agustín P. Justo, a alguno de sus más importantes cuadros como el
economista Federico Pinedo.

Acciones de resistencia.

Diez días antes del golpe es el mismo Di Giovanni (Severino, anarquista
individualista del llamado bando de los expropiadores) y sus compañeros
quienes en un manifiesto alertan sobre el movimiento militar y las
consecuencias que esto traerá sobre el movimiento obrero y popular.
Propone medidas de resistencia que ninguna de las centrales obreras
acertarán a prever o implementar. Dice el manifiesto “El momento político
y social de la Argentina es por demás grave. Una intensa y creciente
efervescencia política opositora al yrigoyenismo gobernante, promovida
desde diversos sectores políticos, adquiere hoy en la prensa, la calle y
el espíritu público, enorme prevalencia, al punto que la vida social del
país pareciera depender de los actos y los acontecimientos que ella
provoque o desarrolle. Al mismo tiempo, y en las esferas del gobierno, la
intensa agitación política, cierta o no en sus propósitos levantiscos,
sembró el pánico y arbitra el pretexto para todas las medidas de
excepción.

Unido a esto, una amenaza, tanto o quizá más grave que aquella, se
perfila: la dictadura, y el arribo de una junta militar al poder, so
pretexto de salvaguardar las instituciones estatales.” (“Los anarquistas
frente al momento actual. Contra el peligro de la represión gubernativa y
de la dictadura militar opongamos la huelga general y la revuelta
popular” Buenos Aires, 28 de agosto de 1930 en Severino Di Giovanni, el
idealista de la violencia. Bayer, Osvaldo)

El mismo Severino y su compañera América Scarfó son responsables de que
el 1º de octubre —menos de un mes después del golpe— esté en la calle la
edición —ahora en español— de Anarchia, el único periódico anarquista
que, editado y distribuido en la clandestinidad, sobrevive a la represión
uriburista. El hombre más buscado del país publica manifiestos, edita su
periódico y hasta las obras completas de Eliseo Reclus, el geógrafo
anarquista. Aunque muchos comparten su energía parecen pocos para un
movimiento colosal y ahora silencioso. Miguel Roscigna, Antonio Morán, el
chileno Tamayo Gavilán, Vázquez Paredes, Malviccini.

Otra vez, es el mismo Severino quién juzga con implacable justeza “No era
secreto enigma los alcances y trascendencia del movimiento político
militar para todo revolucionario con criterio propio [...] El momento era
de prueba y exigía enfrentarlo con valentía y denuedo, morir como hombres
defendiendo nuestra libertad y nuestra vida o ser barridos por la
reacción triunfante. Este era el dilema. Frente a la revuelta político
militar cabía únicamente levantar la rebelión verdaderamente
revolucionaria, individual o colectiva. La pasividad, la ‘espera de
acontecimientos’ era una traición a los propios postulados. Mas, como
siempre, nada se hizo para contener el avance reaccionario. Por cobardía,
unos; por ceguera, otros; por indiferencia los más”.

El momento es de lucha, y así lo comprenden hombres como Di Giovanni y
Roscigna, que el 2 de octubre de 1930 asaltan a los pagadores de Obras
Sanitarias para obtener recursos para sostener el accionar de propaganda
clandestina y la atención de las familias de los presos que crece como
necesidad cuanto mayor es la represión gubernativa.

Pero cada vez serán más los que caigan en una sangría que no acabará
siquiera con el fusilamiento de Di Giovanni en los primeros días de 1931.

Hasta entonces los días son de una febril actividad. Parece que aparte de
García Thomas, Di Giovanni y su gente, participan algunos radicales que
aquél ha conectado.

Pero los presos se siguen sumando. ¿Y los fusilados?, porque el gobierno
de Uriburu quiere ser tomado en serio desde el primer día, y así consuma
su primer fusilamiento en Rosario a 7 días del golpe en la persona de
Joaquín Penina (ELC Nº9 septiembre de 1998). Es un trabajador
anarcopacifista, devoto de León Tolstoi y ferviente vegetariano. ¿Su
crimen? Ser paquetero (canillita) de La Protesta.

El mismo Abad de Santillán de consuno con dirigentes de la USA como Juan
Antonio Morán, de antorchistas como Badaracco y González Pacheco e
incluso de dirigentes de gremios foristas que pretendían organizar un
Concejo Federal de Emergencia continuaron reuniéndose en los días
posteriores al golpe tratando de organizar la resistencia. Pero todo fue
inútil, la inteligencia del gobierno militar funcionaba aceitadamente y
la mayoría fue a dar con sus huesos a la penitenciaría nacional. No sin
antes pasar por la nueva adquisición técnica de la represión, la picana
eléctrica, constituida en el tratamiento masivo que implantaría la
dictadura desde entonces con todo detenido. Qué paradoja que fuera este
adminículo propio de las faenas en los mataderos el que simboliza el
inicio de la década infame en la Argentina, el retorno de la oligarquía
vacuna al gobierno omnímodo de la república.

A pesar de la vastedad represiva a principios de 1931 ya están nuevamente
en la calle –en edición clandestina– los periódicos Ideas, La Protesta,
Pampa Libre, La Antorcha y Páginas Libres.

Como parte de la represión corre la deportación de libertarios
extranjeros conocidos

Además numerosos detenidos pueblan los barcos de la Armada en la rada del
puerto de Bs As o Ensenada, donde permanece detenido González Pacheco

Durante el mes de diciembre hubo dos huelgas de hambre en la cárcel de
Devoto que coinciden con desordenes y manifestaciones populares en los
alrededores de la cárcel de los que participan fundamentalmente las
compañeras de los detenidos y familiares.

Desde noviembre están detenidos con prisión preventiva un grupo de
estudiantes de La Plata que serán luego importantes en el desarrollo de
la FACA: Jacobo Maguid, Carlos Serafín Bianchi, Rafael y David Grinfeld,
José Jusid, Alfredo Witrew, Antonio y Fernando Buseme.

En marzo de 1931 cae finalmente en manos de la policía Miguel Arcángel
Roscigna, trasladado a Bs As 6 años después se convertirá en uno de los
primeros “desaparecidos” de la historia Argentina. En junio, en
Avellaneda, es ajusticiado el Mayor –del ejército– Rosasco que había sido
nombrado jefe de policía por el gobierno de Uriburu y reputado como uno
de los más famosos torturadores de la época. Su autor Juan Antonio Morán
será a su vez asesinado por la policía tres años después.

El balance era terrible para el anarquismo combatiente, pero no lo era
menos para el anarquismo “prescindente”. Los cuadros de la FORA habían
sido diezmados y la propia organización no podrá recuperarse jamás del
mazazo recibido.

La Antorcha volvió a salir legalmente en julio de 1932 con el gobierno de
Justo. En cualquier caso la represión no terminara y en los años
siguientes el movimiento continuará soportándola.

Extracto de la investigación de Fernando López Trujillo sobre la FACA.

ORGANIZACION SOCIALISTA LIBERTARIA argentina
Periodico EN LA CALLE organo de difusion del anarquismo organizado
oslargentina@yahoo.com.ar
libertaria@infovia.com.ar




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center