A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) Tierra y Libertad, Nº177: Mujeres en la guerra, mujeres contra la guerra

From a-infos-ca@ainfos.ca
Date Fri, 11 Apr 2003 17:30:30 +0200 (CEST)


______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
http://ainfos.ca/index24.html
_______________________________________


Este artículo se publicó en Le monde libertaire antes de que la
prepotencia de Bush sembrase de muerte los campos y las ciudades de Iraq.
Muchos norteamericanos, al igual que otros ciudadanos en el resto del
mundo, han salido a la calle para manifestar su repulsa ante la guerra,
pero también otros muchos se han presentado en las oficinas de
reclutamiento para participar en ella. Las mujeres temblamos de horror
cuando vemos a las madres abrazando los cadáveres de sus hijos, a veces
bebés; cuando contemplamos sus carreras intentando escapar de la muerte y
la locura...Los buitres yanquis cubren de negro el cielo iraquí porque todas las
protestas de los y las pacifistas del mundo entero no han podido impedir
su vuelo. La muerte de tantos inocentes que están siendo sacrificados en
nombre de intereses inconfesables, es un baldón para el llamado mundo
civilizado.Las mujeres damos la vida y no queremos conceder a nadie el derecho de
arrebatarla.Ni la guerra de Iraq ni ninguna otra puede hacerse en nuestro nombre y
aquellas de nuestro género, que son capaces de volver la cabeza ante tanta
infamia, merecen la misma repulsa que los asesinos organizadores de esta
masacre.Las guerras son insensatas y absurdas, las propician quienes aman el poder
sin darse cuenta de que es la más peligrosa de las trampas.Desde aquí lanzamos un grito de paz auténtica, de libertad e igualdad para
todos los hombres y mujeres. No necesitamos ejércitos, dioses, gobiernos
ni Estados que nos manipulen y nos dirijan. Necesitamos autogestión y
respeto.
Irene Pugno


Durante y después de los conflictos armados, las mujeres sufren toda clase
de violencias: privaciones, torturas, violaciones, prostitución, exilios.
Ellas aseguran la supervivencia de los niños en condiciones espantosas, en
nombre de intereses que no son los suyos, de Estados que no respetan sus
derechos, de sociedades cuya opresión es su carta de naturaleza.Las feministas, en lucha por la paz, han designado como su enemigo al
patriarcado, sistema de dominación que permite todos los demás. Queda
lejos, muy lejos, de un pacifismo teñido del concepto "bondad innata" que
se ha utilizado para devolver las mujeres a su maternidad. Se han creando
redes que ignoran los fundamentos de las nacionalidades, de las etnias o
de las religiones, las feministas pacifistas persiguen un proyecto
pacífico y demuestran que puede llevarse a cabo.Treinta países están actualmente en situación de conflicto armado, en
curso o en vías de extinción. Mientras que los combatientes han partido a
guerrear, las poblaciones civiles son diezmadas por los bombardeos, por
las invasiones del "enemigo". Los conflictos armados de hoy producen más
víctimas civiles que militares, de las cuales las mujeres y los niños
tienen el mayor protagonismo. Las guerras matan y mutilan sin distinción
de género. Pero las mujeres soportan otros sufrimientos, aquellos que les
han sido infligidos en tiempos de paz y que se exacerban en situaciones de
conflicto; las violencias de sexo producen las violencias sexuales. Que
los soldados violen siempre por donde pasan es una tradición secular,
oculta bajo el silencio en estos últimos años. La mediatización de las
violaciones en Bosnia es una llamada que, lejos de haber desaparecido, se
ha perpetuado con el beneplácito de ciertos jefes militares. Violar "sus"
mujeres es una forma de atacar al enemigo, de invadir "contaminando" su
descendencia. Es ahí donde reside el "placer" de la violación de guerra,
ofender a otros hombres. Muchas de las mujeres instrumentalizadas, serán
enseguida rechazadas por su propia comunidad ya que su sufrimiento importa
poco comparado con la herida abierta en el orgullo masculino que ellas
reciben en su propio cuerpo. Por este motivo las víctimas no dan
testimonio. Cuando los hombres se sientan a la mesa de negociaciones
"olvidan" esos hechos, las violaciones quedan en el pasado tanto en uno
como en otro bando.Después de finalizados los combates, las mujeres siguen siendo víctimas de
la pobreza, del hambre, de la falta de atención, de la penuria de
servicios inherente a todo conflicto armado. Muchas soportan las
violencias conyugales de sus maridos cuando regresan del frente. Para
reconfortar a las fuerzas que mantienen la paz se abren burdeles. La
mayoría de las mujeres caen en las redes de los proxenetas que saben sacar
partido de la miseria y el desconcierto.Un gran número de ellas se convierten en cabezas de familia con una
situación económica catastrófica y regresan a la esfera familiar cuando el
marido vuelve del frente, si es que vuelve. Están obligadas a asegurar la
supervivencia cotidiana sin poder conseguir un trabajo liberador.La fábula de la guerra "emancipadora" nos la presentó Bush "presumiendo"
de liberar a las mujeres afganas. Así mismo, el cinismo de sus
declaraciones (escogiendo una población entre las más oprimidas del
planeta como coartada para una guerra no menos económica que cualquier
otra). ¿Con qué derecho un Estado se declara "liberador" de un pueblo? Un
año después las afganas continúan sufriendo todo tipo de discriminaciones
y violencias en un país todavía más devastado que el que tenían.Las últimas hermosas palabras de los miembros de la ONU: "Las mujeres que
conocen bien el precio de los conflictos son quienes mejor pueden
prevenirlos o abordarlos". ¿Donde están los hechos? Si tal es el caso ¿por
qué no son ellas quienes se sientan a la mesa de negociaciones? Ellas son
poseedoras de un gran coraje, ellas que, en un país en conflicto son
consideradas traidoras porque son pacifistas y feministas. Ellas rechazan
la violencia bajo todas sus formas, el modelo patriarcal en el que la
guerra es uno de sus baluartes. ¿Cómo mantener una dominación sin
violencia? El feminismo es incompatible con el nacionalismo y el
militarismo, no porque las mujeres sean "naturalmente" pacifistas, sino
porque ellas saben que otro mundo no será posible en tanto exista
dominación de unos seres humanos por otros y se sirvan de la violencia
para someterles.En estos momentos se prepara otro conflicto del que no podemos escapar.
¿La Guerra del Bien contra el Mal o de la superpotencia económica contra
Iraq? Los ciudadanos de Estados Unidos se movilizarán contra esta guerra
porque nosotras, las mujeres, no queremos sufrir y reparar, sino proponer,
decidir, actuar por un mundo más igualitario y en paz.




*******
****** Servicio de noticias A-INFOS *****
Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
unsubscribe a-infos
subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)



A-Infos Information Center