A - I n f o s
a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **

News in all languages
Last 30 posts (Homepage) Last two weeks' posts

The last 100 posts, according to language
Castellano_ Català_ Deutsch_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ All_other_languages _The.Supplement
{Info on A-Infos}

(ca) Apuntes sobre la radicalización del movimiento antifascista en el Estado español

From <lahaine_red@yahoo.es>
Date Thu, 5 Dec 2002 13:08:42 -0500 (EST)


 ______________________________________
        AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
           http://www.ainfos.ca/
       http://ainfos.ca/index24.html
 _______________________________________



Apuntes sobre la radicalización del movimiento
antifascista en el Estado español

x Oscar Grácia y Roberto Delgado
Especial para La Haine
http://www.lahaine.org/ 


Desde hace tiempo el comportamiento del estado
neocapitalista norteamericano usa la teoría marxista
como forma de explicación de la realidad social
,atacando no sólo las amenazas de aquellos grupos más
combativos, sino identificando pequeños movimientos de
protesta que aunque no focalizaran el descontento
podían hacerlo en un futuro. Es una forma de impedir
la lucha de clases porque a cada pequeña visualización
de ésta se la ataca sin contemplaciones y duramente.
Se trata de la aplicación de la “tolerancia cero” a la
organización popular de cualquier tipo.

Ese modelo se extiende como las manchas de petróleo de
los barcos basura globalizados(1) y explica el asedio
injustificado en Italia o el Estado español según lo
cercanos que estemos al vasallaje capitalista,
centralizado en un único Estado poderoso que marca la
referencia del capitalismo mundial: la élite
norteamericana. 

Huelga general piquetera 20J, la chispa

El flujo de movilizaciones anticapitalistas en el
Estado español se ha canalizado, tras la huelga
general del pasado 20 de junio, en la denuncia del
fascismo de Estado. Así, el movimiento disidente ha
rechazado la Ley de Partidos, el encarcelamiento de 4
okupas en Valencia acusados de Terrorismo, la opresión
nacional a los pueblos del Estado español, la guerra
imperialista, el aumento de presencia policial en las
calles a través del Plan Focus y en general la
política de excepcionalidad con que el gobierno
español actúa desde el 11 de septiembre. 

La huelga general piquetera del 20J fue una jornada de
lucha que por primera vez en mucho tiempo extendió la
disidencia hasta la mayoría de los rincones de la
sociedad. Fue un día en que los 1000 enfrentamientos
violentos registrados por la policía lograron abrir
los ojos, ya no de la sociedad -largo camino aún y
duro por recorrer-, sino de los propios militantes.
Una huelga que les golpeó lo suficiente como para
darse cuenta de que la lucha aún es el camino.

A partir de aquí, la jornada más importante por su
carga de desobediencia fue el 12 de octubre
antifascista de Barcelona. El enfrentamiento de los
manifestantes durante más de 2 horas con las fuerzas
policiales partiendo de una manifestación ilegal,
marcó un día de esperanza dentro de un océano de
represión sin respuesta.

Ahora bien, el aparato represivo ha venido actuando en
base a su propio plan. Ese mismo fin de semana eran
detenidos los 4 okupas valencianos, en un intento de
amedrentar al movimiento anticapitalista y de
okupación. A su vez -y como acabamos de ver-, los
antidisturbios atacaban con dureza una manifestación
ilegal en Barcelona. Esto demuestra que los tentáculos
represivos a nivel estatal se dividen en: aplicación
de la política neoliberal salvaje e intensificación de
la represión a las voces disidentes más combativas.

Pero en concreto la respuesta al encarcelamiento de
los okupas valencianos ha supuesto una de las formas
de acción política más firmes desde la huelga general.
Pese a la censura que los medios impusieron sobre el
tema, se han sucedido las movilizaciones de
solidaridad en Valencia, A Coruña, Alicante,
Barcelona, Madrid, Zaragoza, Málaga, Salamanca,
Toledo, Palma de Mallorca, Sevilla...

Sin embargo, no por ello ha cesado la represión. Tras
la manifestación antifascista en Madrid del pasado 24
de noviembre, los cinco mayores de edad detenidos
ingresaron en las prisiones de Alcala-Meco y Soto “de
forma preventiva”. Antes, a los detenidos por
disturbios se les imputaban cargos pero quedaban en
libertad condicional hasta un juicio que normalmente
se resolvía a favor de los acusados. Primero en
Valencia y ahora Madrid parece que se está cambiando
la estrategia represora hacia la entrada en prisión
mientras se espera el juicio, al más puro estilo
italiano de represión política. No parece casual , el
mensaje enviado está claro: en una manifestación ya no
te arriesgas a que te golpeen sinó a acabar en la
cárcel.

Es posible que mientras duró la concentración en el
ataque a la izquierda abertzale (con la ilegalización
de Batasuna) dejaran estos "temas" pendientes para que
no influyeran en dejar bien atado el asunto vasco. Una
vez encaminado, dirigen su atención al resto de la
izquierda revolucionaria más o menos organizada.

El papel de los medios 

Ha llamado la atención el comportamiento de las
televisiones sobre los disturbios. Muchas veces para
interpretar el sentido del Poder basta con observar el
mensaje que transmite a través de los voceros y mirar
qué pretenden con eso.

Sobre la manifestación antifascista del 24 de
noviembre en Madrid, ni un solo comentario en ninguna
televisión estatal hasta el día siguiente, y en los
periódicos digitales la reproducción de EFE, que fue
básicamente redactada por la "fuente policial". Si los
disturbios hubieran pasado en Euskal Herria no hace
falta imaginar qué hubiera pasado mediática y
policialmente aunque no tuvieran relación con actos
nacionalistas si no simplemente antifascistas o
anticapitalistas .

En Catalunya, el 16 de noviembre los incidentes en la
manifestación en favor de libertad de los okupas
valencianos fueron muchísimo menores que en Madrid,
pero por el contrario estuvieron presentes en todos
los telediarios españoles (A3,TV1,T5 y por lo menos en
TV3), aunque referenciados como noticia de fondo con
menos de 1 minuto de texto creado por la policía.
Catalunya es en este sentido un punto intermedio en el
guión basura de la "explicación" de los disturbios
(por ejemplo, los contactos con Jarrai y el
entrenamiento en Euskadi es algo ya legendario) porque
el discurso funciona, pero no lo utilizan a un nivel
extremo como con el conflicto vasco. 

¿Y Madrid? Aquí se prescinde entonces del mensaje
propagandístico porque tiene más efectos negativos
(propaganda de las protestas) que positivos ("son
cosas de proetarras") al no sostenerse por lo menos en
la actualidad. Es posible que con el tiempo si
seguimos avanzando volveremos al clásico los "rojos
extremistas terroristas" o algo parecido; de momento,
proetarras. Efectivamente la intención principal no es
otra que el ataque directo a la disidencia y al
"derecho" de manifestación dejándolo al mismo nivel
que el de expresión: lo tienes mientras no lo uses.

La criminalización de los manifestantes en la
actualidad tiene dos finalidades: por un lado, avalar
la política gubernamental y aumentar la presión
ideológica sobre la "opinión pública". Por otro lado,
fomentar la prohibición de futuras manifestaciones
agudizando la lógica represiva del sistema. En
Barcelona, las últimas manifestaciones antifascistas
no fueron legalizadas y la policía cargó contra los
manifestantes. En Madrid sucedió lo mismo aún estando
legalizada la manifestación. Esto quiere decir que la
legalización es un factor cada vez menos relevante. El
aumento de la violencia policial pretende debilitar el
movimiento anticapitalista y su capacidad de
movilización en las calles. Quieren, en la práctica,
echar de las calles al sector político disidente y a
través del desgaste violento ir restando militantes y
simpatizantes a las acciones "radicales", que no son
sino acciones políticas que confrontan directamente
con la estrategia del gobierno.

La agudización represiva ha hecho perder relevancia a
la legalización o no de una manifestación con
reivindicaciones que confrontan con la lógica de
excepcionalidad en la que actualmente actúa el
gobierno español. La represión policial es hoy por hoy
incontrolable y la legalización sólo supone estar
expuesto a posteriores represalias legales (que
siempre llegan). En Barcelona, la táctica
político-policial ha consistido en la elección de un
punto de batalla y disolver la marcha por los
enfrentamientos que su provocación fascista ha
causado, prohibiendo en la práctica el derecho de
manifestación (2).

La legitimación de la mano dura y la represión de los
"violentos" tiene en el estado español su Al-Qaeda
particular: ETA. No podemos olvidar que las mayores
pérdidas de derechos civiles y recorte de las
"libertades" formales de nuestra democracia
capitalista se producen después de la histeria
mediática que prepara el terreno un tiempo antes,
siempre vendidas como necesarias para combatir el
terrorismo. Es con ese paraguas demagógico el Estado
está creando el mayor sistema de control social jamás
visto en una democracia, una verdadera dictadura
representativa donde el Poder se siente fuerte para
imponerse a voluntad y donde las voces discrepantes
dedican sus energías a no ser considerados como una
amenaza para un sistema que Orwell describió demasiado
bien hace demasiados años.

La necesidad que tiene el actual gobierno parafascista
de desviar la atención de sus múltiples problemas
presagia una decidida apuesta por la intensificación
del enfrentamiento y las medidas represivas: es la
huída hacia delante que agrupa a la población entorno
al líder, la táctica usada por terroristas de estado
como Sharon, Bush o Berlusconi para actuar en contra
de enemigos necesarios o su propio pueblo en defensa
siempre de los intereses de las élites económicas
regionales que representan. 

De la misma forma que fracasan en sus intentos que los
desheredados acepten su destino de opresión sin
luchar, es bastante probable que aquí se vuelvan a
encontrar al guerrillero de la Sierra Maestra, al
palestino luchador de la Intifada o a cualquiera de
los que plantan cara al capital en cualquier ciudad,
porque somos los mismos de siempre y porque, mire
usted, aquí no se rinde nadie.


Notas:

1. Los barcos basura: fueron de las primeras
aplicaciones del capitalismo globalizado con la
búsqueda de las empresas de paraísos sin leyes donde
obtener el máximo beneficio posible a costa de lo que
haga falta, y son por lo tanto los primeros síntomas
visibles de a dónde lleva al mundo esa estrategia,
todo en nombre de la libertad del mercado.
2. Ver el artículo de Oscar Grácia "Barcelona:
Respuestas a la represión" y los casos de Barcelona
12O y 16N y Madrid 24N.

4 de diciembre de 2002







*******
   ****** Servicio de noticias A-INFOS *****
 Noticias de, y de interés para, anarquistas

-SUSCRIPCIONES: lists@ainfos.ca
-RESPONDER: a-infos-d@ainfos.ca
-AYUDA: a-infos-org@ainfos.ca
-WWW: http://www.ainfos.ca/org
-INFO: http://www.ainfos.ca/org

Para recibir a-infos en un idioma solamente escribir para lists@ainfos.ca
la mensage seguinte:
                                    unsubscribe a-infos
                                    subscribe a-infos-X
con X= ca, ct, pt, en, fr, etc (i.e. el codigo del idioma)




A-Infos Information Center